Micología en Soria

La biodiversidad y riqueza soriana en setas y hongos

By  | 

La provincia de Soria alberga en sus bosques una alta biodiversidad micológica con cerca de 700 especies, de las que más de medio centenar son comestibles. Octubre y noviembre son los más prolíficos, meses en los que el turismo micológico proveniente de las más diversas provincias españolas, ha generado rutas señalizadas, jornadas gastronómicas, centros micológicos, ferias Mercasetas (como la desarrollada el pasado fin de semana en Soria), etc. Y hay una serie de Montes de Soria regulados por Mycocyl.

Aproximadamente 700 especies de hongos y setas, muchas de ellas comestibles, fructifican cada año en los pinares, robledales, encinares, sabinares, hayedos, praderas, pastizales y riberas de la provincia. Su presencia confiere a Soria un atractivo singular que se manifiesta en la recolección, en el disfrute del medio natural, en el conocimiento, así como en la degustación de unos productos gastronómicos de alta calidad.

 

Micologia en Soria provincia_zonas en mapasetas y hongos por temporadas

 

Son los pinares los lugares más concurridos, pero tampoco hay que menospreciar las 64.000 hectáreas de encinares que hay en esta provincia (el 21% de su superficie forestal), aunque tan solo el 8,7 % son montes de Utilidad Pública. La especie micológica más apreciada en estos encinares es la trufa en sus tres variantes provinciales: negra o de invierno, la borde o magenca que se recolecta también en invierno, y la de verano o de San Juan. Hay que destacar que en Soria hay 1.500 hectáreas dedicadas empresarialmente al cultivo de la trufa, que son muy solicitadas en Estados Unidos, Japón, Bélgica y Alemania.

En las 33.600 hectáreas de sabinar soriano se recolectan sobre todo las colmenillas y los champiñones. En las 33.00 hectáreas de rebollares se busca la oronja (Amanita caesarea), los migueles de roble y los rebozuelos. Y en los eriales y pastizales se recoge el lansarón (Calocybe gambosa), la senderilla (Marasmius oreades), la seta de cardo (Pleurotus eryngii), champiñón, seta de brezo…

Nizcalos Niscalos de Soria

 

Los Pinares Altos

 

El noroeste soriano es una la más boscosa de la provincia. Predomina el bosque de pinar silvestre o albar con una superficie de 60.000 hectáreas que pertenecen en su mayoría a la Mancomunidad de los 150 Pueblos de la Tierra de Soria (Pinar Grande, recordémoslo, es territorio municipal de Soria), el resto es de los municipios de Duruelo de la Sierra, Covaleda , Vinuesa, Navaleno y San Leonardo de Yagüe.

En estos pinares reina un hongo sobre todas las demás especies micológicas: el Boletus edulis, al que llaman miguele. Además se recolectan sobre todo estas otras setas: Amanita caesarea (en las zonas más bajas, con masas de pinos y matorral de rebollo), Boletus pinophilus, Cantharellus cibarius, Cantharerllus lutescens, Hygrophorus marzoulus, Lactarius deliciosus (nízcalo-niscalo-nicola), Tricholoma equestre y Tricholoma portentosum.

Por otra parte, esta zona pinariega del noroeste soriano es la comarca más hermosa de toda Soria, buena parte de la cual es ocupada por Pinar Grande. De todos los itinerarios turísticos por los Pinares Altos recomendamos, por ejemplo,  el vinculado a Antonio Machado, conocido como Ruta de Alvargonzález, que se inicia en Soria ciudad y concluye en la legendaria Laguna Negra, cerca de los Picos de Urbión.

Veamos el siguiente vídeo de TeleCinco grabado en el Parque Micológico de Pinar Grande hace pocos días.

 

 NORMAS BÁSICAS PARA LA RECOLECCIÓN Y EL CONSUMO DE SETAS COMESTIBLES

La conservación de la Naturaleza no está reñida con los aprovechamientos micológicos siempre que se realicen de manera ordenada y juiciosa.

Biosfera Soria taller micologico en pinar bajo

1 -Antes salir a recolectar, infórmese de las zonas en las que la recolección está regulada pues allí necesitará llevar un permiso de recolección y cumplir una normativa específica que le explicarán al comprar dicho permiso. Recuerde que las setas pertenecen al propietario del terreno en el que se encuentran y que la regulación pretende garantizar la sostenibilidad del aprovechamiento micológico (Micocyl regula los llamados Montes de Soria).

Mycocyl Montes de Soria regulados para micologia

2 Utilice cesta para la recolección. No use bolsas de plástico ya que las setas se estropean mucho antes y pierden calidad. Nunca utilice rastrillos y evite remover el suelo que rodea a las setas, ya que se puede dañar el micelio lo que dificultará la aparición de nuevos ejemplares en el futuro.

3 -No destroce las setas que no conozca ni aunque sean venenosas su función ecológica es importante para plantas y animales, disfruta de sus formas y colores. Somos demasiada gente pisoteando, buscando y paseando por el monte en época de setas: ¡Seamos cuidadosos!.

4 -Antes de recolectar para el consumo, asegúrese de que conoce bien la especie que quiere recolectar, su hábitat, sus épocas de fructificación, su calidad gastronómica y la peligrosidad de sus posibles confusiones con otras especies.

5- Hay setas que es recomendable cortar con una navaja para aprovecharlas correctamente, bien para evitar que se llenen de tierra, como los níscalos, seta de cardo, llanegas, tricholomas, colmenillas o bien por que su pie no es aprovechable como las senderillas o los parasoles. Otras se aprovechan mejor arrancándolas cuidadosamente, como los boletos, en ese caso, tape el pocito en el que se alojaba el pie para evitar que se estropee el micelio.

6 -Las setas demasiado maduras son indigestas y se cotizan a precios muy bajos; es conveniente dejarlas en el monte para que diseminen sus esporas y sirvan de cobijo o alimento a muchos animales.

7 -Limpie cuidadosamente la tierra, arena u otros restos adheridos a las setas mediante un pincel o brocha pequeña. Tenga especial cuidado con las laminillas y coloque el sombrero boca abajo para evitar que se manchen. Trate de llevar las setas a casa limpias, lávelas lo mínimo posible pues pierden su aroma. No deje las setas mucho tiempo en el frigorífico, son productos perecederos y deben consumirse de inmediato.

8 -Los variados dichos populares sobre comestibilidad de setas que, alguna vez, todos hemos oído: “las setas que cambian de color cuando……”, “las setas comidas por animales son……”, y un largo sin fin, son todos falsos, carentes de fundamento.

9 – Es muy conveniente asistir a cursos y exposiciones micológicas y comparar con mucho cuidado las setas recolectadas con las descripciones de las guías micológicas. Recuerde: Los libros,aún siendo especializados, sólo recogen una pequeña parte de las setas de nuestros bosques; una seta parecida a otra que se sabe comestible no tiene porqué serlo y, por último, ¡ante la más mínima duda no las consuma! ¡Pueden provocarla muerte!

Biosfera Soria, taller micologico en monte 1

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *