Banda Municipal de Música

La Banda de Música de Soria en los San Saturios de comienzos del siglo XX

By  | 

Cada 5 de octubre concluyen los festejos municipales de San Saturio en la Ciudad de Soria, en los que la Banda Municipal de Música participa con dianas, pasacalles y conciertos desde, al menos, finales del siglo XIX. Hemos elaborado dos vídeos con la Banda de Música como protagonista principal, en la romería de San Saturio y en el concierto de pasodobles taurinos en la Plaza Mariano Granados.

Éste es el primer audiovisual, grabado en la Plazoleta de la ermita, antes de la misa.

Y este es el segundo vídeo.

Interesante creemos que es el siguiente texto de Myriam Núñez Jiménez para conocer algunas peculiaridades musicales, por parte de las Bandas Muncipales y militares, en la primera década del siglo pasado; texto entresacado y transcrito de su tesis doctoral “La vida musical en la ciudad de Soria a través de la prensa: 1900-1910” (Universidad de Valladolid 2014) que puede consultarse en su integridad en internet. (Nuestras felicitaciones a Myriam Núñezas por tan excelente tesis doctoral dirigida por el burgense José Ignacio Palacios Sanz).

 

MÚSICA POR SAN SATURIO A COMIENZOS DEL SIGLO XX

Myriam Núñez Jiménez

 Día primero

El primer día de las fiestas es anunciado por la Banda Municipal, formación que a las 6 de la mañana recorre las calles tocando generalmente pasodobles. En este primer día, hasta 1903, la banda es dirigida por Teófilo Lobera, a partir de esta fecha será la banda dirigida por Pedro Amezua, Lira Numantina, la que amenice esta primera diana39. El primer acto oficial del programa de las fiestas es la apertura solemne del curso académico en el Instituto de Enseñanza Secundaria, al que asisten representaciones de todos los centros oficiales, prensa soriana, la Banda (Municipal o Provincial según los años) y la mayor parte de los alumnos. Después de varias obras musicales, el claustro de profesores, seguido de las comisiones invitadas, penetra en el salón de actos donde comienza el acto.

… Una vez acabado el acto en el Instituto, a las 12 de la mañana, la Banda Municipal recorre las calles de la ciudad a la vez que desde todos los templos sorianos repican las campanas anunciando el comienzo de las fiestas, siendo apoyados estos sones por el disparo de voladores, bombas y morteros del pirotécnico Gregorio Cecilia. Al bullicio del ambiente festivo se unirán como novedad a partir de 1909 las comparsas de Gigantes y Cabezudos (cuatro gigantes; un europeo, un chino, un negro y un indio, y cuatro cabezudos) que desfilan y bailan al son de la gaita y tamboril.

 Día segundo. San Saturio

A las 6 de la mañana toca diana la Banda Municipal -una de las que más gustaban era la diana de Echegoyen llamada La celestial (1906)-, se disparan bombas, salvas de aviso y repique general de campanas.

A partir de 1906 se contrata a una banda militar para que amenice las fiestas. Estas bandas intervienen en la mayoría de los actos y dan conciertos en las plazas de la ciudad, en la de toros y en las distintas sociedades. En el 1906 se contrató a la banda del Regimiento de Infantería de Asturias, que obtuvo el primer premio en el concurso de bandas militares celebrado en Vitoria. La banda, dirigida por Braulio Uraldes y por el teniente Rafael Villaba y formada por 37 músicos, volvió a Soria en 1907 y 1908. En 1909 es la banda del regimiento de Galicia la que ameniza los espectáculos, dirigida por Antonio Bernardín y como teniente encargado de la misma el soriano José Ropero. En 1910 llegó a la estación la banda del Regimiento de Gerona dirigida por el músico Vélez y González y el capitán ayudante Eliseo Toledo.

Cada una de las bandas realiza el mismo ritual durante estos años: el día 2 de octubre llega en tren a primera hora de la mañana y desde los andenes de la estación, tocando en formación, entra en Soria interpretando pasodobles o marchas militares, como por ejemplo: el pasodoble El Descacharrante (1906), el pasodoble de Cinematógrafo Nacional (1907) del maestro Jiménez, Alegre trompetería (1908), pasacalle El retador (1909) o la marcha militar El combatiente (1910). Atraviesa las calles céntricas de la ciudad hasta llegar a la Plaza Mayor, parándose al pié de la Casa del Pueblo donde toca obras como: vals-jota titulado El aragonés (1906), la Rabanera de Vives (1907) o Las bribonas (1908), entonces los músicos descansan y son agasajados con pastas y refrescos49. A partir de 1906 la banda contratada, da un concierto de 12 a 1 en la Plaza de la Constitución.

A las 5 de la tarde se celebra el ejercicio de la novena del Santo y a continuación la procesión religiosa con asistencia del Obispo, las Autoridades, Corporaciones y Cabildo de los Heros, todas las comisiones oficiales civiles y militares, la Banda Municipal o Provincial y cierra, tocando marchas, la banda del Regimiento Militar de Asturias, Galicia o Gerona según los años.

… Por la noche a las 9, además de la iluminación general, se celebra baile público en la Plaza de la Constitución amenizado por la Banda Municipal o por la música de una de las bandas contratadas, quemándose allí mismo, en los intermedios, una colección de fuegos artificiales preparada por el acreditado pirotécnico local Gregorio Cecilia. De algunos años tenemos noticias (1902,1903) que después del baile en la Plaza de la Constitución la música subió al Ayuntamiento donde se inició un nuevo baile en el salón de sesiones. Además a los actos de este día concurren la soldadesca y también la danza del pueblo de Cidones con los gaiteros de Fuentetoba51.

 Día tercero

A las 6 o 7 de la mañana toca diana la Banda Municipal o una de las bandas militares según el año. A las diez de la mañana en los paseos de la Dehesa, tienen lugar divertidas cucañas y carreras de caballos, los caballistas sorianos corren primero los pollos y luego las cintas. A la misma hora y en los citados paseos se elevan globos aerostáticos, siendo amenizados estos espectáculos por la Banda Municipal (hasta 1906) o por una banda militar.
Por la tarde en la Plaza de Toros tenían lugar distintos espectáculos antes de 1906 como carreras de andarines, carreras de sacos y concursos del baile de la jota, a partir de 1906 además de carreras de andarines o bicicletas, la banda militar correspondiente daba un concierto (o bien el día tres había toros y el día cuatro el concierto).

… A las 9 de la noche había baile público en la Plaza de la Constitución y en la calle del Collado.

El repertorio de las bandas militares es más ambicioso que el de las civiles. El mayor número de instrumentos y la variedad de los mismos le confieren características sinfónicas. En este caso destacan las y oberturas y fantasías de óperas y zarzuelas, así como fragmentos de sinfonías (con predilección por Verdi, Rossini, Wagner, Chapí, Lleó, Serrano, Beethoven, Tchaikovsky, autores habituales en los repertorios de la época), junto a marchas y retretas propias de la música de la banda militar y se aprecia una menor presencia danzas más típicas de los repertorios de bandas civiles como el vals, pasodoble, mazurka, jota, etc.

 Día cuarto

El cuarto día a las 7 mañana, tocaba diana la Banda Municipal o la banda militar correspondiente. A las 10, en las salas de sesiones de la Corporación solemnes distribuciones de premios ordinarios del Ayuntamiento a los niños de las escuelas municipales y especiales del legado de Bernardo Robles, cuyo acto es amenizado por la Banda Municipal. Son presididos por personalidades como el Excmo. Sr. Ministro de Instrucción Pública (1906) o el Sr. Obispo de la diócesis (1907, año en que la banda Lira Numantina, tocó la Marcha de Infantes en honor al Obispo), entre otras personalidades.
De 11 a 1 de la mañana y por la tarde a partir de las 4, en uno de los paseos de la Dehesa, la banda militar contratada en cada caso volvía a tocar un amplio repertorio, como el que se escuchó en 1906 por la banda de Asturias: Solemne obertura 1812, de Tchaikovsky; Escenas árabes, de Saint Etienne; Suite, de Grieg; la Obertura de Tannhaüser, de Wagner; La alborada, de Espinosa y una jota a petición del público.

 Día quinto
Por primera vez, en 1906, es número nuevo a las fiestas. Comienzan los actos a las 9 de la mañana, con una romería a la ermita de S. Saturio. Se celebran varias misas en la ermita y en la pradera de San Polo hay bailes animados. Ameniza la fiesta la banda militar correspondiente que toca al ir a la romería, durante ella y al regreso. En 1908 se pidió encarecidamente al Ayuntamiento y al clero que se realizara una misa de campaña para los próximos años.

Entre las 5 y 6 de la tarde, se realiza la apertura de las clases de la Escuela de Artes y Oficios de obreros que se celebra en el salón principal de la Cámara de Comercio, con la misma solemnidad que las aperturas de los otros cursos. La Banda Militar de Asturias, Galicia o Gerona (según el año), interpreta números musicales en los entreactos de los actos de apertura que en esta institución se desarrollan a lo largo de la tarde61.
A las 9 de la noche baile público en la Plaza de la Constitución por la Banda Municipal.

Hasta 1906 las fiestas duraban, como mucho, cinco días, pero a partir de esta fecha durarán 6 días, por lo que alguno de los espectáculos como las novilladas, en los primeros años del siglo solían celebrarse el quinto día de las fiestas. Hoy en día dichas fiestas son del 1 al 5 de octubre.

Durante el último día, se celebran los siguientes actos: de 11 a 1 de la mañana, la banda de música militar toca en la Plaza de San Esteban ejecutando piezas escogidas. A las 12 de la mañana se produce la “saca” del monte de Valonsadero y encierro de novillos y vacas para la tradicional novillada con mojigangas62 que tiene lugar en la Plaza de Toros a las 3 de la tarde. Se dan premios en metálico a los dueños de las mejores mojigangas. Algunos años, como en 1908, se celebra también la suerte de la cesta, acto que ya no se celebraba desde hacía varios años. A esta fiesta asiste la banda militar o la Banda Municipal.
A las siete de la tarde después de la Retreta Militar ejecutada por una banda militar, se produce la despedida emotiva del pueblo de Soria hasta la estación del ferrocarril, de esta formación musical que durante seis días ha llenado de música las calles, las plazas y los salones de la ciudad.

A las 9 baile público en la Plaza de la Constitución, toca la Banda Municipal o la del hospicio. También hay bailes de sociedad en el Casino de Numancia, Círculo Mercantil y de la Amistad. A las 9 de la noche baile público en la Plaza de la Constitución por la Banda Municipal.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *