Río Duero en Soria ciudad

La depuradora de la ciudad recibe un millón de euros de inversión municipal en los últimos cuatro años

By  | 

La depuradora de Soria ha recibido una inyección que se acerca al millón de euros  en los últimos cuatro años destinada a mejorar su funcionamiento y el proceso de depuración de las aguas residuales de Soria. Desde que se constituyera la Empresa Mixta Agua de Soria, que asumió la gestión del Ciclo Integral del Agua en la ciudad, un porcentaje importante de las inversiones que lleva ejecutadas se han centrado en la EDAR, siendo ésta una de sus prioridades en el Plan Director que es el que marca las inversiones a ejecutar cada año por la empresa con un presupuesto de casi 800.000 euros anuales. La construcción de una nueva planta, que licita, adjudica y ejecuta el Gobierno al tratarse además de una infraestructura de interés general, es más necesaria que nunca y desde el Ayuntamiento se espera que el próximo día 29 de noviembre, fecha en la que se mantendrá una reunión en el Ministerio, se adquiera un compromiso que permita recuperar parte de los fondos europeos perdidos en el anterior horizonte tras no llevarse a cabo la actuación por parte del Ministerio.

La Depuradora de Soria, que trata al día una media de 11.000 metros cúbicos, es una infraestructura que se va quedando obsoleta ya que está en funcionamiento desde 1993. Por ello, la renovación de equipos y la mejora de los sistemas de depuración tienen que ser constantes para asegurar la buena calidad de las aguas que se devuelven al río Duero y ser así respetuosos con el entorno y con el medio ambiente. Los equipos de la Estación Depuradora, con el paso de los años han sufrido un desgaste progresivo y, por este motivo, los gastos de explotación y mantenimiento se están incrementando notablemente año tras año para todos los sorianos y sorianas.  Esta circunstancia evidencia que es necesario dedicar más inversión entre las mejoras previstas para poder garantizar una emisión de vertidos acorde con la protección y cuidado del medioambiente, una de las máximas que tiene el Ayuntamiento de Soria y la sociedad Agua de Soria.

La inyección económica y las constantes inversiones por parte de la sociedad, aseguran un buen funcionamiento de la EDAR, consiguiendo prorrogar la vida útil de esta infraestructura. Esta política sin embargo va en detrimento de la renovación de otras infraestructuras hidráulicas que son también prioritarias para la ciudad como por ejemplo la renovación de redes de abastecimiento y saneamiento.  Con esta situación, urge que el Ministerio de Medio Ambiente se pronuncie en cuanto a la situación de los sistemas de depuración en la ciudad de Soria, ya que de la celeridad con la que se resuelva este asunto, dependerá el poder poner el foco de inversión en la renovación de otros puntos necesarios del Ciclo Integral del Agua en la ciudad.

Entre las actuaciones realizadas, destaca el vaciado, limpieza y puesta en marcha del digestor gasístico. Tras el arranque de la sociedad en 2014, se detectaron fallos en el funcionamiento y por ello, se tuvieron que renovar los equipos necesarios. Los resultados fueron muy positivos ya que éste comenzó a producir biogás suficiente como para mantener constante la temperatura del digestor, evitando el consumo de gasoil y la liberación de gases de efectos invernaderos a la atmósfera.  A esta actuación se sumó la instalación de un nuevo decantador centrífugo para la deshidratación de fango obtenido de la depuración cuyo destino es el uso agrícola, suponiendo una inversión de 191.000 euros.

Entre las actuaciones desarrolladas entre 2015 y 2016, destacan las mejoras para la sustitución de los equipos de tamices en la zona de pre-tratamiento que permiten una eliminación más eficaz de los sólidos en suspensión y de arrastre que contienen las aguas residuales. A ello se suma el desnatador, equipo que permite extraer los flotantes y las grasas mediante un sistema de rasquetas automáticas. Para completar la mejora del proceso de pretratamiento se instaló un clasificador de arenas, que permite su eliminación al inicio del proceso de depuración evitando que su paso pueda dañar el resto de equipos del proceso mejorando así la eficiencia de todo el sistema.

Del mismo modo y para evitar posibles vertidos cuando se producen grandes lluvias, también se instaló una reja automática en el canal que lleva el agua desde el pozo de los gruesos al tanque de tormentas. Este pozo es un depósito que se utiliza para almacenar el agua cuando la cantidad de residual que llega a la EDAR es superior a la de tratamiento, fundamentalmente se da esta situación en caso de lluvia. Este sistema cuenta con una bomba trituradora para evitar atascos. También se sustituyeron dos de las rejas existentes en el pretratamiento colocándose tamices para el desbaste de los residuos más finos.

Durante este año, se ha colocado una nueva antorcha que quema el excedente de biogás que se produce en la depuradora mejorando así los niveles de emisiones. Sin embargo el proyecto más importante desarrollado ha sido una mejora para la adaptación del sistema biológico. El proceso consiste en suministrar directamente oxígeno en lugar de aire durante el proceso de desnitrificación del agua, con ello se cuadriplican los aportes necesarios y por tanto mejorando la calidad del agua de salida. Este proceso complejo a pesar de su eficacia, conlleva unos consumos de reactivos muy costosos para la explotación de la planta.

A las inversiones que se han realizado en la EDAR durante los últimos cuatro años, se tienen que sumar las mejoras que actualmente se están realizando en el entorno del Duero y que también contribuyen a mejorar el saneamiento de la ciudad. Por ejemplo, a finales de año se pondrá en marcha la decantadora de Valcorba; instalación que evitará que lleguen determinados sólidos procedentes de las actividades industriales que se desarrollan en el polígono. El dimensionamiento de esta instalación podrá hacer frente a la futura actividad industrial que se vaya a realizar en este polígono.

Otro de los puntos donde se ha intervenido es el Soto Playa donde se sustituyen las bombas por unas de mayor capacidad, y se renueva el sistema de desodorización para eliminar los olores que se producen alrededor de la EDAR.

Por último, en las márgenes del Duero a la altura del paseo del Camino de la Rumba, Agua de Soria sustituirá las bombas existentes por bombas trituradoras capaces de eliminar todo tipo de sólidos evitando posibles atascos y los vertidos que en estos casos a continuación pueden producirse.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *