Numancia

Las guerras celtibéricas que convirtieron al 1 de enero en inicio del año

By  | 

El calendario romano que se implantó en sus dominios territoriales tuvo diversos avatares. Inicialmente, siguiendo las cosmologías que convirtieron al equinoccio de primavera con el primer día de la creación del mundo, el año romano tan sólo tenía diez meses y se iniciaba en marzo. Durante la República, y a partir del 222 a.C ., las celebraciones tradicionales del nuevo año, llamado Anna Perenna, se celebraban en los idus de marzo (día 15) así como la elección de los altos magistrados, cónsules incluidos. En tiempos de Numa se dice que se incorporaron dos meses más al calendario (enero y febrero).

Era costumbre guerrear en primavera y verano, así que cuando la ciudad de los celtíberos belos de Segeda (en la comarca de Calatayud) irritó a Roma por construir una muralla en el 154 a.C. que, según los romanos, iba en contra del Tratado de Graco, Roma decidió declararle la guerra pero, para ser realmente efectivos militarmente estimaron conveniente adelantar el nombramiento de los dos consules -máximos jefes político militares- a las calendas de enero (día 1) ya que el desplazamiento del ejército tardaba tres meses hasta alcanzar la Meseta celtibérica. Y cuando llegaron a Segeda, comandados por  el cónsul Nobilior, dos legiones de la península itálica (10.000 soldados) y unos 20.000 mercenarios, conocieron que los segedanos se habían refugiado en Numancia, y hacia allá se dirigieron (incorporamos mapas explicativos del ensayo de Francisco Burillo Mozota, “Segeda, la ciudad celtibérica que cambió el calendario” ).

Roma contra Segeda y Numancia mapa

Numantinos y segedanos derrotaron a Nobilior, pereciendo seis mil soldados de las dos legiones (se ignoran las bajas entre las tropas auxiliares) el 23 de agosto, día de Vulcano, que fue declarado com día nefasto en el calendario romano. Una segunda derrota sufrió Nobilior, esta vez ante las puertas de Numancia pese a la ayuda que tenía de los númidas y sus diez elefantes de guerra, por lo que se retiró a pasar el invierno en su cuartel de Renieblas y al año siguiente firmó una tregua con los celtíberos que duró ocho años y que convirtió a Numancia en líder indiscutible de la resistencia celtibérica frente a Roma hasta su derrota total el 133 a. C. Y el 1 de enero se mantuvo en Roma como inicio del calendario anual.

 

Guerra celtiberica del 154 -150 a C, mapa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *