Románico de Soria

Los Santos Inocentes en el románico de Soria ciudad

By  | 

El 28 de diciembre se honra en la liturgia católica a los Santos Inocentes, citados únicamente en el Nuevo Testamento por el evangelista Mateo 2:16-18: “Herodes entonces, viéndose burlado de los sabios, se enojó mucho, y envió, y mató a todos los niños que había en Belén y en todos sus términos, de edad de dos años abajo, conforme al tiempo que había entendido de los sabioss. Entonces se cumplió lo que fue dicho por Jeremías el profeta, cuando dijo: Voz fue oída en Ramá, lamentación, lloro y gemido grande; Raquel que llora sus hijos, y no quiso ser consolada, porque perecieron”.

Escenas de la matanza de los Santos Inocentes en Santo Tomé-Sto. Domingo de Soria

Escenas de la matanza de los Santos Inocentes en Santo Tomé-Sto. Domingo de Soria

Este pasaje neotestamentario de Lucas ha sido plasmado iconográficamente en un capitel de un edículo de San Juan de Duero así como a lo largo de una arquivolta de la portada de Santo Tomé-Santo Domingo. El análisis más exhaustivo al respecto se encuentra en el capítulo cuarto del libro de Esther Lozano López, Un mundo en imágenes: la portada de Santo Domingo de Soria, para quien el prototipo iconológico más probable bien pudo ser una de las desaparecidas arquivoltas de la portada norte de la iglesia de Santo Domingo de Silos que, al parecer, estuvo dedicada íntegramente a los Santos Inocentes, como en Soria. Así mismo este episodio narrado por Mateo se encuentra en un capitel de la antigua sala capitular de la catedral del Burgo de Osma.

 

Los Santos Inocentes-Sto Tomé/Sto Domingo de Soria

Los Santos Inocentes-Sto Tomé/Sto Domingo de Soria

 

En la Edad Media, por otra parte, el tema de la matanza de los niños inocentes se escenificó en obras teatrales y hasta se rindió culto a reliquias que se suponían les correspondían. Así, según el libro monográfico sobre reliquias cristianas del obispo de Jaén, Sancho Dávila, publicado en 1611, en San Lorenzo del Escorial había “un cuerpo entero de los santos mártires inocentes”, otro estaba en la catedral de Valencia y dos cuerpos en la cámara santa de la catedral de Oviedo.

 

Satán, el Susurrador en el Islam, tentando a Herodes para la Matanza de los Inocentes (San Juan de Duero, Soria)

Satán, el Susurrador en el Islam, tentando a Herodes para la Matanza de los Inocentes (San Juan de Duero, Soria)

 

Himnos litúrgicos de Prudencio en el Breviario Romano en la Fiesta de los SANTOS INOCENTES

Santos Inocentes en Himnos de PrudencioEn la Liturgia de las Horas, las dos más importantes son las vísperas (corresponden al momento en que se encienden las lamparas al anochecer) y laudes (hacia las 7 de la mañana en los monasterios), y en el Breviario Romano se incluyeron dos himnos litúrgicos de Aurelio Prudencio Clemente, nacido en el 348 (bien en Zaragoza, bien el Calahorra) y fallecido hacia el 410, que forman parte de su libro Cathemerinon. De Prudencio se ha dicho que fue “el lucero de mayor magnitud de la poesía latinocristiana” y “el cantor de los mártires”, aunque su obra más influyente fue la Psichomachia pues sirvió de fuente de inspiración en la literatura  alegórica medieval. He aquí esos dos himnos de Prudencio en traducción de 1744.

 

 

A Visperas  y Laudes

 

De Mártires flores,
el Dios Niño os salve,
que de pocos meses
Herodes infame,
que a Christo persigue,
degolló implacable,
cual turbion, que arrasa
las rosas que nacen

Vos sois la primera
víctima admirable,
tierno Grey, que a Christo
ofreció su sangre.
Y en la misma Ara,
que la vida dábais,
con palma, y coronas,
cual Niños jugábais.

Gloria a ti, Jesus,
que de Virgen naces,
y al Divino Amor,
y tambien al Padre;
La que sea perenne
en aqueste Valle,
y que despues dure
por eternidades.

A Maitines

 

Con susto oye el Tirano
como ya era nacido
el que es Rey de los Reyes,
y a empuñar de David el Cetro vino.

Loco, al que se lo avisa,
exclama ¡soy perdido,
éste el Reyno me quita!
Soldados, ¡degollad todos los Niños!

Tu maldad ¿qué aprovecha?
Como ya era nacido,
¿qué logra tu delito?
si cuanto a tantos matas,
está ya puesto en salvo el Niño Christo;

Jesús, sea a ti la gloria,
que eres de Virgen Hijo,
al Espíritu, al Padre,
que dure por los siglos de los siglos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *