Arqueología soriana

Schulten y Numancia, encuentro y desencuentro

By  | 

Tras la noticia de ayer referente a que el Museo de Mainz cederá las piezas del yacimiento arqueológico del cerro numantino de Garray para la Exposición Numancia 2017, idóneo es contextualizar un poco cómo fueron a parar a Alemania debido a Adolf Schulten, del que se nos dice en Wikipedia: “Entre 1905 y 1914 llevó a cabo varias campañas arqueológicas en esta ciudad celtíbera y los campamentos romanos de sus alrededores, apoyado, entre otros, por el káiser Guillermo II. Fruto de su labor de campo y biblioteca fue la aparición de cuatro volúmenes de Numantia. Die Ergebnisse der Ausgrabungen 1905-1912, (Múnich, 1914-1927-1929-1931), una síntesis de los cuales, en español, fue su Historia de Numancia, Barcelona, 1945 (reedición: Pamplona, Urgoiti, 2004″.

Adolf-Schulten-al-venir-a-Numancia

 

J.A. Gómez-Barrera en su libro “Tras los orígenes de la Arqueología Soriana” (2014) es una excelente fuente informativa sobre la etapa de Shulten en Soria. El prologuista de esta obra,  Francisco Gracia Alonso, así lo confirma:

Medallas y honores de Adolf Shulten“Pero entre todas las aportaciones destaca el análisis minucioso que Gómez-Barrera realiza de las excavaciones de Adolf Schulten y Constantino Koenen tanto en el solar numantino como en los campamentos romanos erigidos durante las campañas y asedios contra la ciudad, contrastando documentos, no­ticias de prensa y obras de síntesis anteriores para fijar la realidad de una polémica científica con tintes nacionalistas e incluso xenófobos que se prolongó en Soria durante más de veinte años y en la mente del profesor de Erlangen durante toda su vida al considerar que, pese a los honores que le fueron concedidos, no se habían valorado suficientemente sus aportaciones a la arqueología española.

Como si de un remedo del enfrentamiento entre Mozart y Salieri se tratara, se analiza la figura del abad Santiago Gómez Santacruz, el gran detractor de Schulten y defensor del trabajo desarrollado por Saavedra y la Comisión de las Excavaciones de Numancia, cuya influencia marcó en gran medida la visión contem­poránea del yacimiento hasta 1919, una polémica a la que no serán ajenas otras figuras clave de la investigación arqueológica del primer cuarto del siglo XX como José Ramón Mélida y los intelectuales sorianos, divididos entre partidarios y detractores del investigador alemán. Gómez-Barrera no juzga apriorísticamente los hechos, sino que expone minuciosamente los argumentos de unos y otros, analiza sus causas y extrae las lógicas conclusiones”.

Schulten-ante-muralla-oriental-de-Numancia

Schulten ante la muralla oriental de Numancia por él descubierta

 

Veni, vidi, vici – Vine, ví, vencí

 

Numancia-foto-aerea_Manual-de-Gestion-de-Patrimonio-Cultural

Shulten-en-Numancia_Alfredo-Jimeno_Manual-de-Gestion-de-Patrimonio-Cultural

Alfredo Jimeno resume el periodo numantino de Schulten en el libro “Manual de gestión del Patrimonio Cultural” en el que se incluye la fotografía aérea de arriba

Datos-sobre-Adolf-Schulten-en-Numancia

 

Schulten y los campamentos del entorno de Numancia

Alfredo Jimeno Martínez y Ana María Martín Bravo

 Transcribimos al respecto el texto siguiente tomado del capítulo “Estratigrafía y numismática: Numancia y los campamentos” de ambos arqueólogos, inserto en el libro “La moneda hispánica: ciudad y territorio : [actas del I Encuentro Peninsular de numismática antigua]/ coord. por María Paz García-Bellido García de Diego, Rui Manuel Sobral Centeno, 1995, ISBN 84-00-07538-2, págs. 179-190. Las imágenes que incluimos, en las que aparece Schulten, son de su libro “Mis exscavaciones en Numancia 1905-1912” (Barcelona, Ed. Estudio, 1914).

Numancia-y-sus-campamentos_Schulten-en-Mis-excavaciones-en-Numancia

Entre los campamentos del entorno de Numancia se diferencia el más alejado, situado a siete kilómetros al este de Numancia, en el cerro de la Gran Atalaya (topónimo procedente de la traducción del libro de Schulten, originariamente Talayón), en donde excavó Schulten desde 1908 a 1912 restos de cinco cam-pamentos romanos, contiguos y en parte superpuestos (Schulten, 1914-1931, tIII y 1945), no relacionados con el dispositivo montado por Escipión para la caída de Numancia en el 133 a.C.
A su vez, las excavaciones de Schulten (1914-1931 y 1945) estudiando el cerco escipiónico de la ciudad celtíbera, descubrió tramos del vallum de la cicunvalatio, los siete campamentos (Castillejo, Travesadas, Valdevorrón, Peña Redonda, La Rasa, La Dehesilla, Alto del Real) y los dos castillos ribereños para controlar los ríos (La Vega y El Molino) La revisión de la bibliografía existente sobre los campamentos romanos muestra claramente cómo los acontecimientos de las Fuentes dominan a la hora de establecer su atribución, arrastrando los datos numismáticos y arqueológicos en general, independientemente de que éstos puedan o no coincidir con los acontecimientos narrados. En este sentido hemos escogido como referencia las argumentaciones utilizadas para la atribución de los campamentos localizados en la Gran Atalaya de Renieblas y el Castillejo, en donde Schulten sitúa el campamento base, residencia de Escipión, del cerco que puso fin a Numancia en el 133 a.C.

5-campamentos-de-Renieblas_Schulten-en-Mis-excavaciones-en-Numancia

Los cinco campamentos de Renieblas

Schulten diferencia en este amplio y elevado cerro hasta cinco campamentos. Los número I y II, más antiguos, los relaciona con las campañas de Catón de 195 a.C.; pero existen serías dudas sobre la cita de Aulo Gelio para llevar estas acciones hasta Numancia; el campamento número 111 lo atribuye a Nobilior (153 a.C.), pero el hallazgo en este campamento del conocido tesorillo con 120 victoriatos, no encajaba bien, en opinión de Schulten, con las Fuentes por lo que se vio obligado a explicarlo de la siguiente manera “En el ejército de Nobilior, que salió tranquilamente, nadie tuvo motivo para ocultar aquel tesoro; en cambio se dio en el de Mancino, que por causa de la capitulación fue saqueado a conciencia. Hay pues que suponer que las 120 monedas de plata fueron enterradas entonces” (Schulten 1945:74).

Campamento-de-Nobilior--Schulten-en-Mis-excavaciones-en-Numancia

Los campamentos IV (de verano) y V (de invierno), atribuidos a Pompeyo (75 a.C.) y a su legado Titurio respectivamente, los relaciona con las guerras sertorianas. La relación de estos campamentos con los enfrentamientos entre Sartorio y Pompeyo se hace a espaldas de los datos numismáticos, como ya puso en evidencia Hildebrant (1979:270-271), ya que la cronología que aporta la numismática es muy anterior al 75-74 a.C.

Campamento-romano-cerco-_Schulten-Mis-excavaciones-en-Numancia

SCHULTEN, A. (1914-1931): Nvmantia. Die Ergebnisse der Ausgrabungen 1905-1912. München. 4 vols.
– (1945): Historia de Numancia. Barcelona.
– (1957): Las Guerras de 154-72 a. de J.C. En Schulten, A., Bosch, P., Pericot, L. (Dirs): Fontes Hispaniae Antiquae, fase. IV. Universidad de Barcelona, Bosch, Barcelona.

Campamento-romano_Schulten-en-Mis-excavaciones-en-Numancia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *