Libros de Soria

Soria. Su historia, sus monumentos, sus gentes

By  | 

Se acerca el Día del Libro y bueno es recomendar algunas obras sobre la ciudad de Soria, y comenzamos con el libro coordinado por José Antonio Martín de Marco y Carlos de la Casa Martínez, que editó el Ayuntamiento de Soria bajo el título de “Soria, su historia, sus monumentos, sus gentes” y que fue presentado el año pasado en la Casa Consistorial al día siguiente del Día del Libro.

Libro-de-Soria-Ciudad_portada

El libro de la Ciudad de Soria

José Antonio Martín de Marco
(Diario de Soria 26/04/2015 )

El pasado día 24, poco antes del crepúsculo de la anochecida, en el incomparable marco del Patio de Columnas de la Casa Consistorial, otrora viejo Palacio de la Casa Troncal de Linajes, se presentó una magna obra, 670 páginas: ‘Soria, su historia, sus monumentos, sus gentes’.

Presidió el acto el Alcalde Carlos Martínez Mínguez, y es el Ayuntamiento capitalino el editor. Atrás el Panel del maestro Saínz Ruiz -hormigón, piedra y mármol, 1978- con sus relieves que escenifican hechos y efemérides de la historia soriana, parecía vigilar cuanto acontecía siendo testigo las inscripciones relativas a los tres Fueros de la Ciudad; la Bula Pontifical de Clemente IV; los Sexmeros de la Tierra; la figura ecuestre de Alfonso VIII; el escudo rodado de los Doce Linajes; los Jurados de Cuadrilla; versos de Gerardo Diego; leyenda del escudo de Soria; prosa de Machado; Arcos de San Juan de Duero; reloj de la Audiencia; silueta de la Ermita de San Saturio; ánfora numantina; capiteles románicos… todo envuelto entre filigranas y motivos ornamentales. El Panel representa parte de nuestra historia, pero el Libro dice mucho más, prácticamente todo de nuestra sociología de antes y de ahora escrito por los mejores historiadores sorianos del momento y, pleno de fotografías de cómo es la gerardiana chiquita Ciudad al día de la fecha. Prologado por un miembro del Centro de Estudios Sorianos, Faustino Menéndez Pidal, Director interino de la Real Academia de la Historia en el momento de prosar su delicioso texto… «la destrucción de las muestras visibles del pasado impulsa y extiende la ignorancia de nuestra historia en una mutación de causa y efecto ( … ) en este libro hallará el lector todo lo que desee saber acerca de la Ciudad de Soria, de su historia, de su ‘vida’ desde los tiempos más remotos…».

Y así es, la garantía del elenco de las plumas que escriben da seguridad del cientifismo y rigor de cuanto se dice en el más completo libro sobre Soria que jamás se haya editado, monografías aparte. Pero si es cierto lo anterior, no es menos cierto que está escrito con prosa castellana, con el habla de aquí que diría el añorado Dr. José A. Pérez Rioja, directa, grave, sencilla, para consumo del gran público, para regusto de Soria, los sorianos y cuantos gustan de saber de nosotros. Y las fotografías de Alejandro Plaza, César Sanz y Valentín Guisande nos fijan la Soria actual y sus rincones nunca fotografiados, el alma sociológica de lo que tenemos que, no es poco.

Historia, descripción de la Soria monumental conocida y de la menos conocida; la biografía de un centón pasado de su gente, 101 personajes que no tienen calle o avenidas pero que dejaron su impronta y un legado imperecedero en el tiempo; el listado de Corregidores y Alcaldes desde principios del S. XVI; las Distinciones Honoríficas que se han otorgado, con su panegírico laudatorio…, si el incienso es para los dioses, las alabanzas son para quienes la comunidad reclama como los mejores, cierran el Libro del que junto con el Dr. Carlos de la Casa hemos sido Coordinadores de los trabajos amén de ser autores de varios capítulos y textos. Si la lectura hace al hombre completo, la conversación lo hace ágil, la escritura lo hace preciso ( ah, aquella poesía de don Gerardo «Soria, Total, precisa exacta» ), y este Libro presentado en sociedad es, ante todo, preciso, necesario y testigo de nuestra Ciudad, la de ahora y la de siempre.

Publicamos a continuación parte del texto de la Introducción, el cual fue redactado en el año 2014.

INTRODUCCIÓN DEL LIBRO

Carlos de la Casa y J.A. Martín de Marco

 

Es muy probable que cuando el alcalde de Soria, Carlos Martínez Mínguez, nos encargo la edición de este libro sobre la ciudad de Soria, pensase en aquellas palabras salidas de la pluma de quien luego sería cronista de la ciudad, Miguel Moreno, allá por 1969, iniciaban un curioso artículo sobre nuestra capital: “Déjate llevar del brazo, viajero, por cualquiera de tus amigos sorianos o échate a andar por el camino de los versos de sus poetas. Que si quieres ver y conocer a Soria, esta ciudad de los Linajes y los Escudos; de las Iglesias románicas y las murallas, de los álamos del río y el reloj de Audiencia, con cualquiera de los dos has de lograrlo en la compañía de algún simbólico infanzón soriano o en la otra, un poco desvaída y espiritual de los que hacían versos a los álamos o al reloj…”

Soria, provincia, amén de las guías turísticas, culturales, históricas, etc., cuenta con dos grandes trabajos, el correspondiente a don Nicolás Rabal, y el editado hace ya varias décadas y coordinado por el Dr. Pérez- Rioja.

Sin embargo, nuestra capital que se ha visto refleja en la bibliografía editada en diversos campos, baste recordar el Santero de San Saturio, genial obra del maestro Juan Antonio Gaya Nuño, o en la poesía, centrémonos en Antonio Machado o Gerardo Diego, no posee una monografía de carácter histórico.

Y ese fue el reto que se nos encargo. Realizar un trabajo, mejor dicho coordinar, en donde se pusiese de manifiesto la historia de nuestra ciudad capitalina, y se recogiese la esencia de su múltiple y rico patrimonio, ya natural, ya cultural, ya humano. Y ello, sin olvidarnos de quienes fueron capaces con su labor, silenciosa en muchos casos, de escribir las páginas que han hecho de este territorio lo que es. Una tierra llena de aconteceres que ha marcado un hito en la historia de España.

Nuestra primera intención fue trasladar a la sociedad, en un primer bloque, la historia de la ciudad. Ello, a través de un proyecto que ha requerido algo más de dos años de preparación y en el que han colaborado un amplísimo elenco de estudiosos, profesionales y expertos de reconocido prestigio académico en sus respectivos campos.

Soria. Su historia, sus monumentos, sus gentes, nació con un objetivo que bien podría ser definido como un reencuentro con la memoria de nuestra ciudad, esa memoria que imbrica el nombre de Soria.

Quizás por esto último ha venido a nuestra mente, o ¿deberíamos decir a nuestra memoria? un texto del escritor y amigo Agustín García Simón al introducir la Historia de la Cultura de Castilla y León: “… la memoria que encierra el nombre de Castilla, concepto tan baqueteado, tan manipulado, que apenas si entraña una realidad tangible para el hombre de hoy. Más bien parece ya una noción abstracta o espiritual de un impulso con mucho eco, que al disiparse en España dejo una estela en su propia real existencia, y un paisaje torturado, cuya luz límpida sigue estimulando el esteticismo, la sublimación poética y la tentación mística“.

El objetivo era establecer una actualización de la historia de Soria y a ello se centró el primer capítulo de esta monografía. Se ha redactado por un grupo de investigadores que han antepuesto el rigor y su libertad intelectual ante todo, sin premisa alguna, e incluso, como alguien dijo, más allá del implícito deseo de difundir el saber.

Dentro de esa libertad de cátedra se ha procurado esclarecer con rigor lo que fue nuestro pasado, incluido el territorio. En definitiva, mostrar a la sociedad lo que somos por medio de nuestros predecesores, lo que permitirá facilitar nuestro futuro.

Con esta contribución bibliográfica se ha expuesto con precisión y exhaustividad el pasado de la ciudad de Soria desde sus orígenes hasta nuestros días.

Este planteamiento nos pareció el correcto para acercar una visión clara a nuestros lectores.

Soria_su-historiaSe ha vuelto a Valonsadero y se ha hecho desde una pluma privilegiada, la de Juan Antonio Gómez-Barrera. Este con su habitual claridad y su buen hacer de escritor nos ha presentado los primeros momentos de esta tierra y los ha llevado hasta la llegada de esa Roma que dominó el mundo.

El desarrollo de este período y el languidecer del mismo hasta su sustitución por el pueblo visigodo ha sido la aportación de Elena Heras, arqueóloga, que conoce como nadie la arqueología de nuestra provincia y que nos ha trasladado por vía de su cálamo los últimos avances científicos de este momento.

El medievo, tres culturas, una intrahistoria, que permitió a Soria tener un reconocido prestigio en unos momentos en que algunos quisieron ver y anunciar el fin del mundo, son presentados por Marisol Encinas. Esta joven investigadora, con una importante preparación y claridad pedagógica, nos muestra la visión de este periodo no falseada, ni manipulada, que en definitiva nos lleva a buscar la realidad, a buscar la diferencial. Como diría Unamuno: “hacer cuerpos vivos de osamentas.”

El mundo moderno supuso un cambio sustancial a nivel internacional y por ende a nivel nacional. Soria no fue una excepción y gracias a la experimentada mano del historiador Enrique Díez Sanz podemos ver como se pasa del medievo a los momentos claves de esas apasionantes centurias que comprende los momentos en análisis.

La parte histórica concluye con una capitulo que ha sido redactado por la combinación formada por una docta historiadora, como Ana Rosa Frías, de reconocido prestigio universitario, y un joven investigador Gonzalo García.

Ellos han realizado, les parafraseamos, una aproximación a la historia contemporánea de nuestra ciudad. Partiendo de la caída del Antiguo Régimen hasta las últimas elecciones municipales de mayo del año 2011 donde se asistió a un hecho histórico, la victoria por primera vez con mayoría absoluta del Partido Socialista Obrero Español, con Carlos Martínez Mínguez a la cabeza.

Y todo ello enmarcado en un territorio, el de nuestro municipio, que ha sido magníficamente estudiado por la Prfa. Nélida Martínez en colaboración con la joven licenciada Miriam Pastor.

Lógicamente no podían faltar tres instituciones claves a lo largo de la historia de esta ciudad castellana y que vienen a enriquecer el bloque histórico: El Común de Pecheros, por Agustín Rubio Semper; El Estado de los Caballeros Hijosdalgos de los Doce Linajes de la Ciudad de Soria, por nosotros y la Mancomunidad de los 150 pueblos de la Tierra de Soria, por Enrique Díez. Unos apuntes, redactados por nosotros, de las Fiesta de San Juan y San Saturio concluyen las páginas dedicadas a la Historia.

Soria_sus-monumentosUn segundo apartado recoge los monumentos de Soria. Donde no se han olvidado los medios ambientales tales, como Valonsadero, la ribera del Duero o El Parque Miguel de Cervantes, conocido popularmente como La Dehesa.

Soria, como todas las ciudades de la vieja Castilla atesora un patrimonio especial, huellas de un pasado rico en cultura y testimonio del buen hacer de hombres que dieron origen a lo que hoy es nuestra tierra. Hay tenemos los templos, conventos, palacios, plazas, calles, etc.

Para ello se ha contado con un sin fin de estudiosos que, como el lector podrá observar, conocen la riqueza que nos legaron nuestros antepasados y es la ciudad y sus monumentos tal y como han llegado a nosotros estos vestigios. No son producto de un momento concreto, sino el resultado de diversas intervenciones a lo largo de la historia, de ahí que estimemos que los redactores han realizado una importante apuesta para reflejarnos la realidad.

En 1962 se aprobó el Plan General de Ordenación Urbana de Soria, era evidente o al menos previsible que con él finalizaría el desarrollo espontaneo y anárquico, en favor de un desarrollo preconcebido o con una previa planificación, al menos esa era la teoría y así lo comenta el Prof. Bachiller Martínez.

Pero, la realidad fue otra, en los años sesenta y setenta se acentuó el desarrollo urbanístico coincidiendo con un significativo aumento demográfico y ello conllevo una serie de demoliciones. Quedando a la luz un evidente aspecto negativo.
Este no es otro que el poco, por no decir nulo, respeto demostrado hacia los restos históricos, baste como ejemplo las calles Caballeros, Zapatería o Real.

Por eso, y siendo conscientes que cada ciudad y cada pueblo, como dijeron Taracena y Tudela, nos ofrecen para su contemplación amén de sus monumentos en pie unas peculiaridades que contribuyen a marcar la singularidad de las mismas y a matizar el carácter propio del lugar, no hemos olvidado aspectos como las calles, los antiguos palacetes o los conventos desaparecido contando para ello con especialistas en los respectivos temas.

De la vieja Soria se distinguen los restos de sus murallas y, dentro de la población, templos y palacios, pero también tenemos una ciudad nueva de la que podemos destacar una serie de esculturas, unas figurativas y recordatorios de personas que dejaron su huella en esta tierra y otras que vienen a conmemorar hechos como el Fuero Real de Soria; u homenajes a gentes anónimas, caso del caminante, y que han contribuido a enriquecer el legado de Soria. Estas han quedado reflejadas de forma visual y con unas breves, a veces brevísimas líneas, que hemos redactado para acercar a la sociedad estos elementos.

Soria_sus-gentesLa historia de una nación, de una región o de una villa la hacen sus gentes. Esos hombres y mujeres, muchas veces anónimos o mejor dicho desconocidos, que día a día, cada uno desde su quehacer, nos permiten hoy poder disfrutar de esta Soria tan nuestra como vuestra.

Por ello, no podía faltar un capítulo aparte dedicado a estos personajes, unos nacidos en Soria y otros llegados de allende de la ciudad que dejaron su impronta.
Pero, lógicamente, era inviable incluir a todos por ello y siendo conscientes de que ya existían publicaciones como la Guía literaria de Soria o Apuntes para un diccionario Biográfico de Soria y la más reciente Soria Crónica Contemporánea se ha optado por centrarnos en un centenar de personajes.

Si dijésemos que este bloque no nos ha causado “dolores de cabeza” estaríamos faltando a la realidad. Fueron muchas las dudas que tuvimos que ir despejando. No se olvide que el índice de personas que se merecerían estar conllevaría una auténtica enciclopedia al respecto.

Hemos pretendido marcar un sucinto esbozo de algunas de esas gentes, desde la antigüedad hasta el final de la segunda república. ¿Por qué esta fecha? Bueno, las obras citadas anteriormente y especialmente la más reciente de Carmelo Romero y otros colaboradores nos permiten conocer más ampliamente a los personajes, que aún mereciéndose estar en este volumen, ya tenemos importantes referencia de ellos.

Igualmente hemos optado por aquellos que bien marcaron alguna impronta por hechos, a veces muy puntuales, algunos de ellos casi desconocidos para la sociedad actual, otros imprescindibles por su labor. En el aspecto cronológico hemos finalizado, como hemos indicado, a finales de la segunda república, aunque algunos personajes fallecieron posteriormente, pero en esos momentos su obra en pro de Soria era conocida, tan sólo una excepción, Gerardo Diego. Creemos que sobran explicaciones a este respecto.

Para este bloque se ha contado con un número importante de autores, cada uno conocedor en profundidad de su campo, que de una forma sencilla y con apenas un folio, han dejado marcados para la posterioridad a aquellos hombre y mujeres que contribuyeron hacer una Soria diferente.

En este mismo apartado, se podrán observar una serie de imágenes heterogéneas, quizás excesivamente dispares, pero era el espacio ideal, al menos así lo hemos creído nosotros, para que los tres fotógrafos de esta obra, Valentín Guisande, Alejandro Plaza y César Sanz, diesen rienda suelta a su imaginación y nos llevasen a esos pequeños detalles, muchas veces desapercibidos e incluso ignorados que están aquí en Soria, en esquinas o rincones por donde hemos pasado miles y miles de veces y estamos seguros que después de leer este libro, amigo lector, usted pasará y seguirá sin verlos o, tal vez los busque; porque están ahí.

La edición de una obra como esta no podía, ni debía, dejar al margen dos aspectos íntimamente relacionados con el Ayuntamiento. Por una parte los Corregidores y Alcaldes que ha tenido la Ciudad y por otra quienes han sido merecedores de reconocimiento o distinción por parte del Concejo debido a sus méritos en pro de Soria, quedando reseñados todos ellos.

Concluimos con la aportación bibliográfica, por bloques, documentación esta que abrirá puertas y sobre todo páginas a todo aquel que quiera profundizar en el pasado y el presente de Soria.

Hemos apuntado con anterioridad que este libro no pretende ser una enciclopedia sobre la Ciudad de Soria, por eso es comprensible que existan diversos aspectos sociológicos que no se reseñan aunque tienen merecimientos de sobra para ello. Nos referimos a acontecimientos festivos como: las fiestas navideñas, las Candelas, el Carnaval, las Animas, los Festivales…; o eventos de interés turístico regional como la Semana Santa.

Igualmente se podría hablar de gastronomía, especialmente micológica o de temas culturales como el Otoño Musical Soriano con presencia de primeras figuras de talla nacional e internacional; el Certamen Internacional de Cortos “Ciudad de Soria”; o de los triunfos del deporte soriano: C. D. Numancia, del voleibol, de las artes marciales o de defensa, de la gimnasia rítmica infantil, del autogiro, este año del 2014 los sorianos Marcos Chuliá Quintana y su hija Celia quedaron campeones del mundo en Hungría. De los éxitos de los atletas del CAEP…; de los maestros de la tauromaquia, los toreros José Luis Palomar y Rubén Sanz; o. de cualesquiera de los hechos relevantes que hacen de Soria noticia pero no, no es desmerecimiento pues el reconocimiento esta hecho en estas líneas aunque no haya páginas que se centren en estas actuaciones de amplio reconocimiento social.

Soria. su historia, sus monumentos, sus gentes. Como toda obra de cierta envergadura, y perdón por la falta de modestia, ha necesitado de muchos apoyos y colaboraciones y ha sido posible gracias a la desinteresada colaboración de una treintena de personas, autores, que han demostrado su gratitud con Soria, ciudad a la que quieren, queremos, procedamos de donde procedamos.

Sería prolijo y fatigoso, especialmente para el lector, citar aquí el nombre de cuantos han intervenido de una u otra manera en la edición de este libro, serán reflejados en el apartado correspondiente al final del volumen. En el orden institucional, el proyecto de este libro fue, como ya se ha dicho, un encargo del alcalde-presidente del Excmo. Ayuntamiento de Soria, don Carlos Martínez Mínguez.

Como editores debemos explicitar nuestro agradecimiento al Excmo. Sr. Don Faustino Menéndez Pidal Navascués, Director de la Real Academia de la Historia, por la aceptación a prologar esta obra. Del mismo modo, debemos expreso reconocimiento y gratitud al elenco de autores de texto y de imágenes que han colaborado en esta obra, así como a los miembros de Gráficas Ochoa, cuya profesionalidad y oficio la han hecho posible.

En definitiva el lector tiene en sus manos una serie de trabajos que, sin duda, le estimularán. Hemos pretendido presentar una obra rigurosa, con seriedad en el planteamiento cultural e historiográfico y con una evidente síntesis actualizada, y especialmente dirigida a un amplio público, rompiendo el aislacionismo y el localismo en la investigación. Esperamos y deseamos que estimen que hemos acertado y que llegue al menos como un complemento tan explicativo como didáctico, y si no es así, que la crítica sea lo más leve posible.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *