Cine y Cortos en Soria

Campanadas a medianoche de Orson Welles, su rodaje en Soria

By  | 

FaklsstatHace cien años, en mayo, nació en Estados Unidos un genio con alma europea tamizada por Shakeaspeare, llamado George Orson Welles. Un genio transmediático, multimedia, en radio, en cine e incluso en televisión, que eran para él como vasos comunicantes de su portentosa creatividad. Y hace cincuenta años terminó de rodar en España, incluida la provincia de Soria, su más querida película y a la que consideraba su opus magnum, Campanadas a medianoche, titulada en varios países también como Falstaff, personaje que interpretó magistralmente que adaptó y sintetizó a partir de tres obras teatrales de su venerado William Shakeaspeare. Y justamente ahora, en estos primeros días de diciembre de 1964, cincuenta y un años atrás, estaba rodando diversas escenas de Campanadas a Medianoche en la provincia de Soria. Debido a la meticulosidad y originalidad creativa de Welles en el montaje la película tardó en poder ser mostrada; su estreno mundial fue en Cannes el 8 de mayo de 1966.

La prensa local soriana no estuvo a la altura de las circunstancias y apenas dio cuenta de este rodaje y, además, en las escasísimas noticias y comentarios en que apareció lo hizo de manera muy escueta y sin fotografías, a excepción de la publicada en el ángulo inferior derecho de la portada de Campo Soriano del 12 de diciembre que reproducimos más abajo con el texto de la crónica.

Julián de la Llana del Río nos indica la lista de referencias periodísticas publicadas tanto en Campo Soriano como en Soria, Hogar y Pueblo en su artículo “En el centenario de Orson Welles y el cincuentenario de Campanadas a medianoche” publicado en el último número de la revista Arevacos.

Igualmente da cuenta Julián de la Llana del mediometraje de cuarenta minutos Por quién doblan las campanas en Calatañazor, realizado por Lorenzo Soler en 2005 pero estrenado formalmente para el vecindario a mediados de agosto de 2015, donde recupera la memoria del rodaje que guardan los vecinos que intervinieron como figurantes. A su vez un grupo de estudiantes de 3º curso de Comunicación Audiovisual de la Universidad de Navarra han realizado un excelente documental, “Campanadas de madrugada“, por lo que respecta a las localizaciones navarras de la película de Welles, para lo cual utilizaron un Canon 7D para entrevistas y detalles, así como un Drone (cuadróptero) para paisajes. Este corto va acompañado de unas entrevistas a tres personas ancianas de Lekumberri.

A su vez hemos conocido otros datos en el libro Las cosas que hemos visto. Welles y Falstaff escrito por el wellessiano Esteve Riambau, director de la Filmoteca de Cataluña, por el que sabemos que la secuencia del robo en el bosque fue rodada en la Casa de Campo el 27 de noviembre y no en el término soriano de Barriomartín (aunque los navarros dicen que lo hizo en el hayedo de Lesaka y en diciembre). Así mismo, las escenas de nieve que aparecen al inicio de la película con Fallstat y el juez Shallow no corresponden, al parecer, a la parte soriana del Puerto de Piqueras sino en la sierra de Aralar. Igualmente corresponden a Lekumberri -y no a Calatañazor- las escenas la chimenea, el reclutaje dentro de la casa de Shallow y las del anuncio de la muerte de Enrique IV, rodadas en la semana de navidad (a Lekumberri llegó Welles el 13 de diciembre).

Igualmente se indica en este libro que Welles venía de rodar en Pedraza (Segovia) algunas escenas de las calles de Londres, que complementó con las rodadas seguidamente en Calatañazor.

Por otra parte Riambau sitúa, a mediados de diciembre (sin precisar la fecha), el rodaje en el monasterio de Santa María de Huerta de las escenas correspondientes al coronamiento de Enrique V y repudio que hace éste de Falsttaff, para lo cual llegaron extras provenientes de Calatayud.

Campanadas a Medianoche en Santa Maria de Huerta, coronoamiento del rey

Riambau nos aporta otro dato sorianista: “Keith Baxter [Principe Hal-Enrique V], en sus memoria, traza un itinerario geográficamente inasumible que arranca en Soria, donde llegaron Hilton Edwards, procedente de Dubín, y Alan Webb, que había viajado desde Londre. Welles se habría desplazado en coche desde Logroño para saludarlos y celebrar el reencuentro con tequila, pero aquella misma noche de tormenta regresó a su hotel. Al día siguiente, rodaban en el país vasco”.

 

Campanadas y Zhivago en Soria

 

El 8 de diciembre F. Terrel Sanz revela en CS: “Ya se van notando la llegada de técnicos y artistas que realizan trabajos preparatorios para el rodaje de la película Doctor Jivago, que según rumores, será rodada, en parte, en Candilichera”. Y ese mismo día, martes día 8, se publica la primera noticia sobre el rodaje de Campanadas… en la tierra soriana con el título “Orson Welles rueda escenas de Campanadas a media noche en Calatañazor”, de la que daremos cuenta un poco más abajo.

El mismo Terrel, el 17 de diciembre, publica un reportaje titulado “Preparación de Zivago en Candilichera”, con dos fotografías del inicio de las obras, y nos cuenta que se había comenzado a trabajar el 5 de noviembre y que tenían que estar terminadas las obras el 2 de enero. El subtítulo de la noticia dice: “Se han construido un palacio, trescientos metros de vía y se edificará una cabaña y un establo”. Igualmente indica que estaban trabajando 33 especialistas y 56 obreros de las localidades próximas y que se habían plantado diez mil plantas entre flores, árboles y hierba.

Doctor Zhivago, como se sabe, fue dirigida por David Lean con Omar Shariff como protagonista principal. En la provincia de Soria se rodó el 80% de los exteriores como se ha puesto de manifiesto en la Exposición Doctor Zhivago. Cincuenta años organizada por el Ayuntamiento de Soria y que aún puede verse, ahora en el Centro Cultural Gaya Nuño, hasta ….. de enero, y que viene complementada por un documental.

wellesPues bien, Riambau comenta en su libro que, en Campanadas…, la Taberna de la Cabeza del Jabalí se construyó en un antiguo taller mecánico de Carabanchel que hacía las funciones de plató, donde Welles rodó las escenas correspondientes a partir del 5 de noviembre. Y cuenta Riambau: “El día antes de iniciar esta fase de la película, Omar Shariff -que estaba en Madrid para protagonizar Doctor Zhivago (David Lean, 1965)- acudió a visitar este decorado. Después de unos vinos y unas tapas, los presentes fueron invitados a desconchar y embrutecer las paredes para aumentar su verosimilitud”.

Por otro lado es curioso leer en CS del 3 de diciembre, en la sección Revista de Tribunales: “Judicialmente ha sido declarada en suspensión de pagos la firma cinematográfica ‘Samuel Bronston Española S.A’. La Junta General acreedora se celebrará en el correspondiente Juzgado de primera instancia el 30 de diciembre”.  Viene esto a cuento porque parte del vestuario que Samuel Bronston -el Mister Marshall del cine español- utilizó para su gran producción El Cid (interpretada por Charlton Heston en 1961) y La caída del imperio romano (1964), se encuentra en Campanadas a Medianoche que comenzó a rodarse en Madrid a mediados de octubre de 1964.

 

 

Campanadas a Medianoche en Campo Soriano

 

“Orson Welles rueda escenas de Campanada a medianoche en Calatañazor” leemos en el titular de la crónica del martes 8 de diciembre en CS, cuyo texto es el siguiente:

“En un restaurante de la calle Campo a la hora del aperitivo había gran animación. La cosa no era para menos, ya que en este local estaba comiendo el actor Orson Welles, que minutos antes había llegado de Calatañazor y puerto de Piqueras, donde observó estos parajes elegidos para rodar exteriores de la película Campanadas a medianoche…

Intentamos hablar con Welles, cosa que no nos fue factible puesto que marchó nada más terminar la comida a Calatañazor y después, ya entrada la tarde, se trasladó a Aranda de Duero, donde pernoctó.

Sucesivamente fueron llegando artistas, instalándose en los distintos hoteles y restaurantes.

Ayer lunes se iniciaron las tareas de rodaje en Calatañazor. Además de los artistas que llegaron de Madrid intervinieron ochocientos extras, que salieron para el lugar escogido como escenario a las siete de la mañana”.

 

 

En Calatañazor, en efecto, se rodaron diversas escenas en las calles -que simulaban las de Londres- con numeroso público aunque en menos cantidad que las que aparecen en la película.

Campanadas-a-medianoche-en-Calatañazor-fotogramas

Fotogramas en Calatañazor de Campanadas a medianoche

Sabemos que Welles desechó mucho metraje en su montaje de Campanadas por lo que es posible que en ese celuloide desechado hubiera más escenas filmadas en Calatañazor, así como en Barriomartín y Piqueras (si es que rodó en estos enclaves finalmente y no fue allí para buscar localizaciones posibles que después no utilizó).

Igualmente destacable es la noticia publicada en portada, el sábado 12 de diciembre, con fotografía del momento del rodaje frente a la fachada de Santo Domingo. Y hasta es posible que sea el propio Welles el que aparece en el raíl montado para el travelling, pero la malísima calidad y pequeñez de la imagen nos impide asegurarlo.

Santo-Domingo-de-Soria-en-Campanadas-a-Medianoche

Noticia en Campo Soriano 12-dic-1964. La fotografía de portada (JCyL-AHPSo 23535) es también de Vives Soriano

Por tanto, según las referencias periodística señaladas, Orson Welles inició el rodaje en Calatañazor el día 7 de diciembre, el 10 lo hizo frente a la iglesia de Santo Domingo en Soria, el 11 rodó algunas escenas en Barriomartín.

Fotogramas-Campanadas-a-medianoche-en-Soria

Fotogramas fr Campanadas a Medianoche en Soria

¿Por qué rodó en Calatañazor y en Santo Domingo de Soria? Posiblemente porque le gustaron como localizaciones tras verlas en la película “El valle de las espadas“, dirigida por Javiere Setó en 1961, y que tenía entre otros actores a Espartaco Santoni que la había co-producido a través de la empresa “Espartacus Film SA”, con la que Welles firmó un primer contrato para dirigir Campanadas a Medianoche pero que, finalmente, fue coproducida por Emiliano Piedra y la productora Alpina Films Productions, legalizada en la suiza Basilea por el propio Piedra y su socio Escolano como revela  Riambau en su citado libro, obra exhaustiva sobre esta película de Welles y que hemos consultado. Además, parte del equipo técnico de El valle de las espadadas y su director artístico, trabajaron con Welles en Campanadas a Medianoche por lo que también pudo suceder que quizás éste último fuera quien influyera para el rodaje de los exteriores sorianos citados.

 

1 Comment

  1. Pingback: Campanadas a Medianoche de Orson Welles, el sustrato arquetípico -1-Ángel Almazán | Ángel Almazán

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *