Fundación Duques de Soria

La Fundación Duques de Soria ha celebrado su Acto Académico Anual

By  | 

La Fundación Duques de Soria de Ciencia y Cultura Hispánica (FDSCCH) celebró ayer su Acto Académico Anual en el Aula Tirso de Molina, en Soria, con la lección magistral impartida por el presidente de la Asociación Internacional de Hispanistas, David T. Gies, titulada “La lengua del futuro”. El Acto lo ha predisido el presidente de honor la de Fundación y Duque de Soria, Dr. Carlos Zurita. Un acto en el que estuvieron diversas personalidades, entre las que destacamos, por parte de la Fundación, a su presidente (Rafael Benjumea) y el secretario general (José María Rodríguez-Ponga), el alcalde de Soria (Carlos Martínez), el consejero de Educación de la Junta de Castilla y León (Fernando Rey), el presidente de la Diputación Provincial de Soria (Luis Rey de las Heras ) y el Vicerrector del Campus Duques de Soria de la Universidad de Valladolid (Luis Miguel Bonilla). Poco antes se descubrió en el Jardín del Convento de la Merced una escultura en bronce, en presencia de su autor, Greg Wyatt, como homenaje a Cervantes y Shakespeare en el cuarto centenario de su muerte.

Durante los meses de julio y agosto, la Fundación Duques de Soria y el Centro Internacional Antonio Machado celebrarán diferentes actividades académicas, como el programa de Confesiones de Autor, el Encuentro de Pensamiento Contemporáneo, el Ciclo sobre el Mundo Celtibérico o las ponencias de Literaturas Laterales, entre otras. Así, en lo que respecta a la  “Ritualidad en el Mundo Celtibérico”  que coordina el responsable del Plan Director de Numancia, Dr. Alfredo Jimeno, de la Universidad Complutense de Madrid y patrono de la FDSCCH.  cabe destacar que se compone de cuatro conferencias para los días 7, 8, 14 y 15 de julio a cargo de Alfredo Jimeno (“Dioses y ritos”), Raquel Liceras (“Mutilaciones rituales de cabezas y manos en el mundo celtibérico”), Marian Arlegui (“Interpretación iconográfica de tres vasos numantinos”) y Silvia Alfayé (“Imposturas célticas de los neodruidas y paganos neoceltas, la falsa relación entre megalitos, druidas y religión”). Las cuatro conferencias se impartirán en el Aula 1 del Convento de la Merced a las 19.00 horas.

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Soria aprobó en un pleno de febrero de este año la concesión de  la Medalla de Oro de la Ciudad a la Fundación Duques de Soria de Ciencia y Cultura Hispánica y el título de  Hijo Adoptivo a su presidente, Rafael Benjumea.

 

INTERVENCIÓN DEL DUQUE DE SORIA

 

Duque-de-Soria-en-alocucion-acto-academico-Fundacion-Duques-de-Soria-2016

Saludo a todos en nombre de mi esposa, la Infanta Margarita, Duquesa de Soria, que por estar convaleciente de una intervención quirúrgica no puede acompañarnos hoy.

Desde que en 1988 la Infanta Margarita y yo decidimos que nuestra forma de responder al honor del ducado de Soria era contribuir a poner de relieve ante el mundo los valores de Soria como territorio excepcionalmente abonado para el cultivo de la ciencia y la cultura, no hemos hecho más que confirmar que Soria y la cultura son inseparables.

En marzo de 1989 nació la Fundación, y en estos 27 años el tiempo ha pasado, fructífero, siembra tras siembra, cosecha tras cosecha. Es precisamente la cosecha de siembras pasadas lo que ha creado el capital intangible que mantiene activa la Fundación y le permite mirar al futuro con la certeza de que su acción tendrá continuidad.

El año 1989, en que nació la Fundación, es uno de esos años en que la historia hace un quiebro, en que se produce un giro en la trayectoria humana. Como en 1492, en que Nebrija escribe la primera gramática de una lengua moderna, en que se completa el dominio cristiano de la península ibérica, y en que se abre a Europa el nuevo continente americano. O como en 1417 en que un latinista de la Italia renacentista rescató y copió la única obra conocida de Lucrecio, filósofo romano del siglo primero antes de Cristo, heredero de la tradición de los epicúreos griegos, cuya influencia en el pensamiento occidental a partir del siglo XVII ha sido silenciosamente trascendental. Pues bien, 1989 es uno de esos años cruciales por la conjunción de sucesos históricos relevantes, que hará que tal vez los historiadores del futuro se refieran al período 1989-1992 como identificativo de una generación.

La Fundación ha tenido la suerte de formar parte de esa generación del 89, y de sumar a su proyecto la fuerza intelectual de tantos excelentes colaboradores y amigos que no podría nombrarlos uno a uno sin extenderme más allá de lo prudente.

Desde hace ya casi 30 años -período que tradicionalmente se identifica con una generación- esta Fundación ha trabajado desde Soria por la Ciencia y por la Cultura Hispánica. Y se acerca la hora en que una nueva generación tome el relevo de manos del  extraordinario equipo que ha dado vida a las casi incontables iniciativas desarrolladas con éxito en lo que habrá sido la primera generación de este proyecto que tenemos la certeza de que -con o sin nuestro nombre- está llamado a ser intemporal porque abarca el inagotable acervo que aportamos a la humanidad quienes nos expresamos en español.

Precisamente en esa línea se mueve la permanente y convencida vocación de apoyo al Hispanismo que es una de las claves de la Fundación.

Hoy es un día grande para subrayar el apoyo de nuestra Fundación al Hispanismo internacional, que ha sido objetivo constante del impulso fundacional de la Infanta Margarita y mío, eficazmente recogido por el excepcional Patronato de la Fundación y por su dedicadísimo equipo de gestión, a quienes debemos nuestra mayor gratitud. Gratitud que hoy personalizo en Rafael Benjumea, el Presidente de nuestro Patronato desde el inicio, que con tanto acierto ha venido gobernando la Fundación en los tiempos buenos y en los menos buenos.

Y el de hoy es un día grande, como digo, para nuestra trayectoria hispanista, por varias razones que ya ha mencionado el Presidente Benjumea:

Primera, porque a continuación pronunciará la lección magistral un ilustre hispanista norteamericano, el Profesor David Gies de la Universidad de Virginia, que dentro de una semana culminará en Münster (Alemania) su mandato trienal como Presidente de la Asociación Internacional de Hispanistas. Su mandato al frente de los hispanistas se inició en Buenos Aires hace ahora tres años con la designación de este Convento de la Merced de Soria como sede mundial de esa ilustrísima y benemérita asociación, que reúne a cerca de dos mil hispanistas de todas la universidades de los cinco continentes en las que se imparten estudios hispánicos.

Segunda, porque como muestra de la simbiosis de esta Fundación con la Asociación Internacional de Hispanistas, acabamos de concluir la digitalización del archivo de esa Asociación, custodiado aquí en nuestra sede -que es también su sede- y haremos su presentación pública ante la asamblea de hispanistas reunida en Münster la próxima semana.

Tercera, porque también en estos días se cumplen los primeros tres años, los más difíciles, de la implantación en este mismo Convento de la Merced del Centro Internacional Antonio Machado, la más ambiciosa iniciativa basada en Soria para impartir cursos de español y de cultura hispánica dirigidos a extranjeros. Este Centro está llamado a convertir la condición de Soria como capital del hispanismo internacional en un motor de desarrollo que materialice en pro de la sociedad soriana el continuado esfuerzo cultural de la Fundación, esfuerzo que se va a potenciar gracias precisamente a la múltiple conjunción con el Centro Internacional Antonio Machado, con la Asociación Internacional de Hispanistas, y -por supuesto- con la Residencia Universitaria y con la Universidad de Valladolid.

Y la cuarta razón, aunque en modo alguno la menor, es que hoy la Fundación acaba de recibir formalmente, merced a los buenos oficios de nuestro patrono el marqués de Tamarón, el regalo extraordinario de la gran obra en bronce del ilustre escultor norteamericano Greg Wyatt, hispanista sin saberlo, que hoy nos acompaña, como lo hace también, un año más, el mismo marqués de Tamarón. La escultura, una alegoría de Don Quijote y el Rey Lear, es un homenaje excepcional a Cervantes y Shakespeare en el cuarto centenario de su muerte, y un excelente recordatorio del valor universal de la literatura, instalado en el jardín del Convento con la colaboración del Ayuntamiento de Soria, para beneficio tanto de los estudiantes de nuestra Residencia Universitaria y del Centro Antonio Machado, como de los hispanistas que visiten su sede soriana. Este acto de homenaje a Cervantes y Shakespeare es el único que en este año se hace conjuntamente a ambos, y que se haga precisamente en Soria -y en nuestra Fundación- es motivo especial de orgullo para la Infanta Margarita, para mí, y para todos los miembros de la Fundación.

No me extenderé más. Agradezco su presencia en este acto al Consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, al Vicerrector del Campus en Soria de la Universidad de Valladolid, al Presidente de la Diputación de Soria -propietaria de este Convento de la Merced crecientemente puesto en valor- y al Alcalde de Soria, que muestran así la valoración hacia nuestra Fundación de las instituciones que representan.

Y ahora, agradeciendo a todos ustedes su amable atención, y reiterándoles el afectuoso saludo de mi esposa la Infanta Margarita, tengo la satisfacción de dar la palabra al Profesor David T. Gies, Presidente de la Asociación Internacional de Hispanistas, que va a impartir la lección magistral titulada La lengua del futuro. Muchísimas gracias.”

 

INTERVENCIÓN  DEL  PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN

 

Rafael-Benjumea-Acto-academico-Fundacion-Duques-de-Soria-2016

Sr. Alcalde, Sr. Presidente de la Diputación, Sr. Consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Sr. Vicerrector del Campus Duques de Soria de la Universidad de Valladolid, ilustrísimas autoridades, queridos amigos de la Fundación.

Sr. Alcalde, Sr. Presidente de la Diputación, Sr. Consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Sr. Vicerrector del Campus Duques de Soria de la Universidad de Valladolid, ilustrísimas autoridades, queridos amigos de la Fundación.

Empiezo haciendo votos por la rápida recuperación de la Infanta Doña Margarita, que este año no puede estar aquí por estar hospitalizada. Conociendo su energía y su vitalidad estamos seguros de que pronto volverá a la normalidad. Sr. Duque, le ruego que transmita a Doña Margarita mi convicción de que todos los que participamos en este acto la echamos mucho de menos.

Voy ahora a hacer una breve recorrido, con pinceladas rápidas, de las iniciativas más recientes de la Fundación y de las que están en curso.
Acabamos de inaugurar en el jardín de este Convento de la Merced la magnífica escultura en bronce que representa a Don Quijote y el Rey Lear del famoso escultor americano Greg Wyatt. Agradezco de todo corazón al autor que esté hoy con nosotros reforzando con su presencia en Soria la gran generosidad que ha tenido al donar a la Fundacion Duques de Soria esta gran obra que simboliza la conjunción de dos gigantes de la literatura mundial, Cervantes y  Shakespeare, en el año en que el mundo recuerda el cuarto centenario de la muerte de ambos. De esta forma, desde Soria, que con esta escultura incrementa su ya destacado patrimonio cultural, hacemos algo más que aportar nuestro grano de arena a la conmemoración mundial de ambos maestros incontestables de las letras.

Porque -debo destacarlo- la presentación de esta escultura es el único acto celebrado en España este año de conmemoración conjunta de ambos genios de las letras universales. Y que este único acto de reconocimiento conjunto se haga precisamente en Soria, debe hacernos reflexionar sobre la relevancia de Soria en el mundo de la Cultura con mayúscula.

Es esta -además- la primera escultura de Greg Wyatt que se instala en España. Su obra está muy bien representada no solo en su país -EEUU- sino en Inglaterra e Italia, y se exhibe en muchos importantes museos. Desde aquí quiero asegurar a Greg Wyatt que en Soria estará presente desde ahora a través de esta obra y su generosidad quedará registrada en el recuerdo de todos los que integramos la Fundacion y en el de todos los sorianos que contemplen su escultura.

 

 

Escultura-Greg-Wyatt-Fundacion-Duques-de-Soria-autoridades

Quisiera expresar la gratitud de la Fundación al Ayuntamiento de Soria y en particular a su Alcalde Carlos Martínez por la colaboración recibida para la instalación de esta escultura, que hago extensiva también a la Diputación de Soria y a su Presidente Luis Rey.

La conferencia magistral que se pronunciara a continuación correrá a cargo del ilustre hispanista David Gies, Profesor norteamericano que preside la Asociación Internacional de Hispanistas, activa en todo el mundo, que tiene su sede en este Convento de la Merced: un honor para la Fundación que pone a Soria en el centro del Hispanismo mundial. Aprovecho para hacer una breve presentación del conferenciante.

David T. Gies es Profesor de Literatura Española en la Universidad de Virginia, y ha dedicado su investigación y su docencia a la literatura y a la cultura de la Ilustración y el Romanticismo, y al cine español. Entre los 15 libros que ha escrito destacaré El Teatro en la España del siglo XIX. Es autor de más de 135 reseñas de libros y de 110 artículos críticos, además de una reciente colección de artículos bajo el título Eros y amistad: Estudios sobre literatura española (siglos XVII y XIX). Ha impartido conferencias en Estados Unidos, España, Italia, Francia, Inglaterra, Alemania, Canadá, México y Argentina. Desde 1993 dirige la revista DIECIOCHO centrada en la Ilustración española. En el 2000 su Universidad le concedió su máxima distinción académica: el Premio Thomas Jefferson. En 2007 el Rey D. Juan Carlos le otorgó la Encomienda de número de la Orden de Isabel la Católica. En 2013 fue elegido Presidente de la Asociación Internacional de Hispanistas, y bajo su mandato la Asociación fijó su sede mundial en este Convento de la Merced. Y en 2016 fue nombrado Presidente de la prestigiosa sociedad hispánica Sigma Delta Pi.

Siempre repetimos que todos los hispanohablantes debemos enorme gratitud a quienes sin serlo dedican su vida profesional al estudio e investigación del español y de la cultura en español. Y la Fundación se honra en mostrar esa gratitud siempre que puede hacerlo.

Dentro de unos días se reúne el Congreso trienal de la Asociación en Alemania y la Fundacion presentara allí la versión digitalizada del archivo que contiene la historia de la asociación, que la Fundación custodia en este Convento. Quiero agradecer a la doctora Elena Jiménez, profesora de la Universidad de Valladolid en el Campus de Soria, su colaboración en esa exhaustiva labor. La FDS, una vez más, colabora en ese Congreso mundial del Hispanismo facilitando su participación a jóvenes estudiosos de países en los que el hispanismo es disciplina  emergente.

En línea con nuestro constante apoyo al Hispanismo mencionaré la entrega del Premio Duques de Soria de Hispanismo en Bélgica, a la mejor tesis de máster en lengua o literatura hispánica, elegida de entre las mejores de cada una de las 7 universidades belgas que imparten estudios hispánicos. En febrero pasado se celebro el acto solemne en el Palacio de las Academias en Bruselas. Este premio se concede cada dos años, y ya ha cumplido su segunda convocatoria. Agradecemos la labor del jurado de esta última edición, presidido por el Académico de la Española D. Ignacio Bosque, así como la inestimable ayuda prestada a este Premio por el hispanista belga Robert Verdonk.

Nuestra Cátedra Carlos V, que dirige el Profesor Verdonk, continúa su colaboración con la Universidad de Amberes, manteniendo allí el único Lectorado de español existente en Bélgica, que ya ha cumplido más de 20 años.

Desde Soria seguimos apoyando el Boletín anual de la Asociación Internacional de Hispanistas, nacido como fruto del acuerdo estable con la Fundación concertado en 1993, hace ya 23 años.

Seguimos organizando el Seminario de doctorado de edición de textos hispánicos en la Universidad de la Ciudad de Nueva York, en colaboración con la Hispanic Society, coordinado por la Profesora Lía Schwartz.

El próximo mes de octubre la Fundación celebrará en Cascais, en Portugal, dentro de la Cátedra Conde de Barcelona, una nueva edición de los Encuentros Luso Españoles de Arquitectura, en colaboración con la Fundaçao Dom Luis I,  en la que participaran cerca de 200 arquitectos portugueses y españoles. Estará  codirigido por Rafael Moneo y Eduardo Souto de Moura. La estrecha colaboración que mantenemos con la citada fundación portuguesa se extiende también al Museo Duarte Pinto Coelho, sede portuguesa de la Cátedra Conde de Barcelona y de la Delegación de la FDS, donde se custodian y exhiben colecciones de arte propiedad de la FDS procedentes del Legado Duarte Pinto Coelho.

En abril pasado la Fundación, en colaboración con la Universidad Pontificia de Salamanca, convocó el ya tradicional Encuentro de Literatura y Periodismo que coordina Jesús Fonseca y que se dirige a los estudiantes que serán futuros profesionales de la comunicación, como contribución a la mejor formación de quienes ejercerán una función tan relevante en la sociedad. El conferenciante invitado fue el poeta soriano Fermín Herrero.
En octubre próximo se celebrara en Salamanca el Encuentro sobre Fronteras de la Ciencia que reúne en torno a los temas más avanzados a físicos ilustres de universidades e instituciones científicas españolas con estudiantes de física de las Universidades de Valladolid y de Salamanca, con la colaboración de la Fundacion Universitaria de Castilla y León. La gestación y coordinación de estos Encuentros se debe a nuestro patrono el Profesor Fernando Tejerina, a quien expreso el mayor agradecimiento de la Fundación.

El Instituto del Paisaje, su Seminario anual, y el libro que cada año se añade a la ya nutrida colección que constituye un cuerpo sin precedentes de doctrina del Paisaje, son clásicos de la Fundación. En noviembre próximo volverá a reunirse en Soria el Seminario del Paisaje, con expertos de varios países. Nuestra gratitud en este caso se dirige a nuestro patrono el Profesor Eduardo Martínez de Pisón y al Profesor Nicolás Ortega, de la Universidad Autónoma de Madrid, coeditora con la Fundación de las ya numerosas ediciones del Instituto del Paisaje.

El Centro Internacional Antonio Machado, que se inició hace 3 años como una promesa, se va confirmando paso a paso como una cada vez más sólida realidad, atrayendo estudiantes universitarios de países como EEUU, Italia o Egipto. Este Centro está llamado a ser un referente en el panorama de la enseñanza a extranjeros del español y de la cultura hispánica.

Durante este mes de julio, ya lo anunciamos hace unas semanas, hay programadas en Soria por la Fundación y por el Centro, todos los días, al menos una conferencia pública, incluyendo las clásicas Confesiones de Autor que con tanta maestría coordina Santos Sanz Villanueva, los ciclos de “Literaturas Laterales” y de “Pensamiento español contemporáneo” que convoca con enorme acierto José Ángel González Sainz, y el ciclo sobre el mundo celtibérico, que un año más convoca nuestro patrono el Profesor Alfredo Jimeno.

He citado la sede portuguesa de la Cátedra Conde de Barcelona, y citará ahora su sede española, en el Palacio de los Águila de Ciudad Rodrigo, en que la Fundación programa numerosas y constantes actividades públicas de difusión cultural, en colaboración con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y con el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo.

Desde este foro la Fundación manifiesta su agradecimiento a todos los que colaboran con la Fundación de un modo u otro. Y de modo especial al Secretario General de la Fundación José María Rodríguez-Ponga y a los miembros de su despacho profesional, por hacerse cargo altruistamente de la estructura administrativa de la Fundación.

Es importante reconocer y agradecer a todos los miembros del Patronato su implicación y su apoyo, así como al creciente grupo de amigos de la Fundación, de cuya consolidación va a depender en buena medida la de la Fundación misma.

Y no terminaré mi intervención sin señalar y agradecer una vez más el papel esencial de soporte permanente que desempeñan nuestros Presidentes de Honor, los Duques de Soria, desde su convicción personal de que la labor de la Fundación es merecedora del máximo apoyo desde todas las perspectivas e instancias, y en todo caso de su apoyo incondicional.

Muchas gracias a todos ustedes por acompañarnos, y por su interés.

+++++++

Nota: Las fotografías han sido cedidas por la FDSCCH para este post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *