Cine y Cortos en Soria

Soria en Doctor Zhivago (2)

By  | 

Proseguimos divulgando el texto escrito por Silvia Garrote para el Catálogo de la Exposición Doctor Zhivago. Cincuenta años.

 

David Lean y el tren: historia de una obsesión

Captura pantalla de http://perso.ya.com/asoafsoria/Zhivago/imagenes3.htm

Captura pantalla de http://perso.ya.com/asoafsoria

 

Un largo y penoso viaje traslada a la familia Zhivago del asedio de Moscú a un entorno rural más tranquilo, más allá de los Urales. En un tren tiene lugar el tenso encuentro entre el poeta-médico y el temible Strelnikov, el general impasible que recrimina a Yuri su faceta intimista y que a la vez le indica el camino hacia Lara; un tranvía como testigo del encuentro casual de los futuros enamorados y del final desesperado de Zhivago…Estaciones, vías y trenes que unen y separan mundos, entre el campo y la ciudad, entre el amor convencional y pausado y el apasionado y convulso. Lean recurre de nuevo al tren como elemento clave de sus películas, como ya hiciera en Breve encuentro, El puente sobre el río Kwai y Lawrence de Arabia, y como haría después en Pasaje a la India.

En Soria, los trenes empleados en la película circularon por las vías Santander-Mediterráneo, en las zonas de Pinares y Campo de Gómara, y Soria-Castejón. La productora alquiló tres locomotoras de vapor y sesenta vagones ya desechados de Renfe, que hubo que acondicionar. Entre las primeras destaca la imponente Mikado 141F-2239, que teñida de rojo trasladaba a Strelnikov por la Rusia bolchevique.

Las estaciones de Soria-El Cañuelo y Matamala de Almazán se transformaron en las de Yuriatin y Varýkino, claves para el desarrollo de la historia.

Captura pantalla de http://perso.ya.com/asoafsoria/

Captura pantalla de http://perso.ya.com/asoafsoria/

 

El Ayuntamiento de San Leonardo solicitó a Adif la conservación de los 200 metros de vía que sirvieron para el rodaje de la película cuando se desmontaron las traviesas de la antigua Santander-Mediterráneo, y hoy es un atractivo turístico más de la zona, con un cartel explicativo de las escenas que allí se rodaron.

 

Captura pantalla tomada de http://perso.ya.com/asoafsoria/Zhivago/imagenes3.htm

Captura pantalla tomada de http://perso.ya.com/asoafsoria

 

… y  no nevó

Cuando John Box, el director artístico de Doctor Zhivago, vio que Soria podría convertirse en la estepa rusa que requería la película, no sospechó que los pronósticos meteorológicos jugarían en su contra. Aquellos inviernos fríos, duros y con importantes nevadas se tomaron una tregua en 1965.

David-Lean-rodando-en-Pinares-de-Soria-Doctor-Zhivago

Comenzó a nevar en el mes de marzo, pero no lo suficiente como para convencer al meticuloso Lean, así que el equipo artístico tuvo que ponerse manos a la obra. Polvo de mármol, sal, escayola, cera, pintura, poliexpán y plásticos sirvieron para simular la nieve, también en las escenas rodadas en pleno verano.

pinariegos-sorianos-viendo-rodar-Doctor-Zhivago

El propio Box cuenta que el interior helado del palacete de Varykino se consiguió con cera, agua helada y mica. Un trabajo tremendamente minucioso que le valió el Oscar a la Mejor dirección artística.

Con todo, algunas escenas de la película requirieron nieve y frío auténticos, por lo que hubo que rodar en Finlandia.

 

Soria, plató de cine

 

El equipo de Lean descubrió que Soria era un buen sitio para rodar una película, incluso una superproducción hollywoodiense. Otros directores pensaron lo mismo. La provincia ha sido escenario para el rodaje de más de 50 películas, algunas tan significativas como Campanadas a medianoche o Nicolás y Alejandra.

El primer rodaje en Soria fue Para toda la vida (1924), de Benito Perojo, una historia escrita y producida por el Nobel Jacinto Benavente. Fernando Rey protagonizó en 1952 la película La Laguna Negra, que llevaba al cine la oscura trama que Machado poemó en La Tierra de Alvargonzález y que se rodó en Pinares. En 1962, se filman escenas de El valle de las espadas, dirigida por Javier Setó y producida por Marujita Díaz, una producción hispano-estadounidense sobre el nacimiento del condado de Castilla. Ese mismo año, el paraje durolense de Castroviejo es escenario del western Cabalgando hacia la muerte una coproducción entre Italia, España y Francia.

En 1964 llegan las grandes superproducciones: Doctor Zhivago y Campanadas a medianoche, que Orson Welles rodó en Soria capital, y sobre todo en Calatañazor, convirtiendo ambos escenarios en la Inglaterra del siglo XV. En 1970 Juan Guerrero Zamora grabó una adaptación para televisión de Fuenteovejuna y en 1983 La Celestina en diversos emplazamientos sorianos.

soria_en_el_cine_zivago_orson_welles_tres_mosqueteros

 

De nuevo, la temática rusa se traslada a Soria con Nicolás y Alejandra, una película británica realizada en 1971 por Franklin J. Schaffner que cuenta la historia de Nicolás II, último zar de Rusia, y de su esposa, la zarina Alejandra. También en 1971, Richard C. Safarian dirige a Richard Harris y John Huston el western El hombre de una tierra salvaje y rueda en la zona de Pinares de Soria.

El castillo de Berlanga de Duero fue escenario para algunas de las escenas de Los tres Mosqueteros y Los cuatro Mosqueteros, de Richard Lester, en 1974, así como el Cañón de río Lobos.

En 1983, José Luis Cuerda rueda Total en Tierras Altas. La lista se completa con otras muchas producciones, como El milagro de P. Tinto, de Javier Fesser; El Rey de la montaña, de Gonzalo López-Gallego; Sombras paralelas, de Gerardo Gormezano y otras muchas entre las que se incluyen las de los sorianos Roberto Lázaro, Leyenda de fuego, y Mercedes Álvarez, el aclamado El cielo gira.

Cortometrajes, anuncios publicitarios, reportajes… Soria es un gran plató, por sus paisajes llenos de contrastes, su tranquilidad, su situación estratégica, su luz y su magia.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *