Soria en la Historia

Los primeros tenentes de Soria y la Orden del Temple (4)

By  | 

Íñigo López, primer tenente de Soria

 

Íñigo López está documentado como primer tenente de Soria en 1119, apareciendo como testigo en una donación de Alfonso I al obispo de Pamplona, año en el que esta tierra pasa a ser controlada por Alfonso I el Batallador quien, al año siguiente, otorga el Fuero Breve para regular y potenciar su puebla. El último documento conocido en el que aparece como tenente de Soria es de diciembre de 1124.

Este primer tenente conocido de la Soria fundada por El Batallador hace casi 900 años (excelente efeméride a celebrar por todo lo alto “a la vuelta de la esquina”), fue  señor de Llodio y padre, a su vez, de Lope Íñiguez, primer señor de Mendoza  (casado con Teresa Jiménez de Cameros, hija de Jimeno Íñiguez y de María González de Lara) y del que provienen tanto los Mendoza como los Hurtado de Mendoza (señores que fueron de Almazán y otros territorios).

Íñigo López dejó viuda a María de Lehet, hija de Jimeno Fortún-Fortuñones (señor de Lehet de Sare, en Labourd-Aquitania). Su hermano, Martín de Lehet fue señor de Peralta y Gallipienzo (Navarra), así como cofrade de la Orden del Temple. María de Lehet  volvió a casarse con el tenente de Borobia, Lope Íñiguez. Y en 1147, María de Lehet, nuevamente viuda, donó al obispo de Pamplona numerosas posesiones navarras, previo consentimiento de sus hijos Pedro y Martín, según indica Joseph de Moret en el tomo segundo de los “Annales del Reyno de Navarra” (1695) que Loperráez consultó y citó equivocadamente pues convierte al segundo marido en hijo (error que han repetido, copiado de Loperráez, todos los ensayistas sorianos que hemos consultado), por lo que reproducimos la fuente primera (Moret para deshacer tal “entuerto loperraezino”.

Maria de Lehet y tenentes de Soria y Borobia

Anteriormente, en 1133, María de Lehet, viuda ya de Lope Íñiguez, había donado «al Hospital de Jerusalén» una heredad que tenía en Zaragoza (y que es la primera donación documentada a los Hospitalarios en Aragón).

Y, por cierto, que en la lista de cofrades templarios difundida por Agustín Ubieto Arteta figura Martín de Borobia, que muy probablemente sea hijo de María de Lehet (“in sua fine, cavallum etr armas”) y Pelayo Domingo de Borovia (“per unoquoque anno VI diners. Et ad sua morte, suo cavallo et suas armas”).

 

Fortún López de Soria y el Temple

Fortún López es hijo de Lópe López, sobrino por tanto del primer tenente de Soria, Íñigo López.  Documentalmente consta que fue tenente de Soria desde febrero de 1127 hasta diciembre de 1135, así como de San Esteban de Gormaz (de 1128 al 11 de mayo de 1132), según los profesores Lacarra y Ubieto. No obstante hay que tener en cuenta que, en un documento de 1123, figuran como co-tenentes de Soria Íñigo López y Fortún López. Así mismo, en un documento referenciado por Mingella con fecha de 7 de octubre de 1140 se lee: “Fortún López de Soria, confirmo; Michael Munioz [de Finojosa], tenens Soriae mediatatem, confirmo”.

Consensuada la línea fronteriza política de Castilla con Aragón, en el verano de 1136, entre Alfonso VII el Emperador y Ramiro II el Monge, Fortún López de Soria es sustituido por Pedro Taresa como tenente (sobre el cual ofrecimos diversos datos en el post tercero de esta serie). Y en el concilio de Burgos (sept-oct/1136) Soria se integra en el obispado de Osma (hasta entonces lo había sido de Tarazona), recibiendo a cambio el de Tarazona las tierras de Borobia, Peñalcázar y Ólvega. Ahora bien, en octubre de ese mismo año, desde Tudela, García Ramírez de Navarra dona a Fortún López de Soria la villa de Alfaro por sus buenos servicios. Y siendo señor de Alfaro entregará en 1148 a la encomienda templaria de Novillas un molino en Bustomediano (Vozmediano, cerca de Ágreda y al pie del Moncayo).

Donacion-de-Fortun-Lopez-de-Soria-al-Temple-de-molino-en-Vozmediano

Sobre las vinculaciones de Fortún López de Soria con la Orden del Temple, y familiares inmediatos como cofrades, quien ha hecho acopio de los datos documentales conocidos ha sido José Ángel Lema Puyo en su ensayo “Las cofradías y la introducción del Temple en los reinos de Aragón y Pamplona: guerra, intereses y piedad religiosa” (Anuario de estudios medievales, nº 28, 1998), concretamente en las páginas 325-326, que transcribimos a continuación:

“Fortún López de Soria fue uno de los tenentes más importantes del reinado de Alfonso I. Hacia 1127 dominaba conjuntamente en Mendigorría, Milagro y Ujué, en tierras pamplonesas, y en Burgos, San Esteban de Gormaz, Soria, Yanguas y San Pedro Manrique, en Castilla… Tiene en común con todos los demás magnates mencionados su presencia en la jura masiva del testamento de Alfonso I. Por diversas referencias, conocemos que dispuso, al entrar como cofrade, la donación típica de cabalgadura y armas para su muerte y una renta vitalicia, cuya cuantía ignoramos”.

Fortun Lopez de Soria y esposa son cofrades de la Orden del Temple

“Todo un conjunto de familiares y dependientes jerárquicos se suman a su iniciativa. En primer lugar su mujer Sancha, a quien la vinculación templarla le supone el pago de una renta anual vitalicia y la entrega para su óbito de su mejor montura con silla y freno”.

Familiares de Fortun Lopez de Soria en Orden del Temple

“La vinculación templaria llega en un momento indeterminado, tal vez ya a mediados del siglo XII, al alcaide soriano Fortún Garcés y a los familiares de este último. Por un lado, nos referimos a su esposa Urraca, que era, a la vez, hermana del tenente soriano, y a otro hermano, García Garces de Funes. Por otro, encontramos a un hijo de dicho alcaide, Pedro Fortuñones”.

Urraca de Soria cofrade templaria

Respecto a Pedro Fortuñones, en el listado de Ubieto leemos: “per unoquoque anno VI dineros. Et ad sua fine suo cavallo et suas armas”. Asimismo se indica que, de Fortún Blasco de Velamazán: “ab obitu suo cavallo cum suas armas”.

 

Orden de Calatrava

 

Fortún López de Soria enlazó con los Lara a través de su casamiento con Elvira, hija de Pedro Núñez de Fuentearmegil: “Pedro Núñez, del solar de Fuente Almexi, fue príncipe de Osma, y señor de muchos Lugares en su comarca en tiempo del emperador Alonso VII. Este caballero sacó de Soria al rey don Alonso el Bueno, siendo muy niño, y le llevó escondido a san Esteban de Gormaz, huyendo la furia del rey don Fernando de León su tío, que deseaba averle a las manos. Fueron sus hijos Nuño Pérez, García Pérez, Diego Pérez, y doña Elvira Pérez de Fuente Almexi, que casó con Fortún López de Soria, que tuvo aquella ciudad y la villa de san Esteban de Gormaz. De este matrimonio fueron Lope Fortúnez de Soria, rico home, y doña Leonor Fortúnez, que casó con García Garcez, maestre de Calatrava” (Memorias para la vida del santo rey Don Fernando III).

Rodrigo Garces maestre de Calatrava

O sea, que este nieto de Fortún López de Soria, Rodrigo Garcés, es maestre calatravo al renunciar a su cargo Ruy Díaz de Yanguas, pero es que resulta que éste era nieto, a su vez, de Pedro Jimenez Íñiguez, IV Señor de los Cameros que se casó con María González, hija del conde Gonzalo de Lara. Pedro Jiménez Íñiguez está documentado como tenente de Soria en 1140. A Pedro Jiménez le sucedaría como tenente de Soria el todopoderoso Gutierre Fernández de Castro. Por otra parte, un hijo natural de Pedro Jiménez Íñiguez fue “trece” de la Orden de Santiago.

Se sabe igualmente que frey Fernando Núñez de Fuentearmegil, tío de Elvira Núñez (marido del tenente de Soria Fortún López),  recibió el hábito templario en el convento de San Juan de Otero de la diócesis de Osma (en la Tierra de Ucero) y que después dejó el Temple e ingresó en la Orden de Calatrava “en el cual había muerto” (dice Rades y Andrada en 1572, como vemos en la imagen siguiente).

Fernan-Nuñez-de-Fuentearmegil-templario-en-San-Juan-de-otero

Fernando Núñez de Fuentearmegil, frey templario soriano, según Rades de Andrada

Por otra parte,  el nieto del tercer tenente de Soria, con su mismo nombre (Fortún López), ingresaría en la Orden de Calatrava durante el maestrazgo de frey Fernando Escaza y donaría en 1169 a dicha Orden la iglesia extramuros de San Salvador de Soria en la que se enterró al maestre Suero Martínez, el asturiano, capitán frontero de Pedro el Cruel (señor que fue, siendo ya infante, de Almazán, Berlanga de Duero, Deza, Monteagudo de las Vicarías, Peñalcázar, Viana y los Cameros, según Rades y Andrada).  En 1232, por cierto, figura comendador calatravo de San Salvador frey Fernán Peláez, que lo era también de “las casas de Atienza” (Rades y Andrada).

Fortun-Lopez-de-Soria-y-la-Orden-de-Calatrava

Los Fortún López de Soria y la Orden de Calatrava en Rades y Andrada

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *