Sancho IV

Sancho IV y su testamento soriano del 14 de febrero de 1285

By  | 

Diversos historiadores denominan “testamento” al Privilegio rodado rodado de Sancho IV, de fecha 14 de febrero de 1285 suscrito en Soria, por el que pide ser enterrado en la catedral de Toledo; documento custodiado en el Archivo Histórico Nacional (Pergamino escrito en castellano con letra minúscula cursiva. 600 x 635 mm.  Sección clero, carpeta 3022, nº 5 bis). Es un documento que ha generado dos tipos de interés: el “testamentario” en cuando decide que se cree una capilla funeraria en la catedral de Toledo para él y, en segundo término, por la singularidad de las imágenes miniadas en su parte central inferior.

Bibliografía

Hablaremos sobre ambas cosas más adelante, pero antes vamos a contextualizar por qué firman tantos personajes de rango este Privilegio rodado en Soria, esto es, por qué estaba el rey Sancho IV en Soria y cuál era la relevancia de tal estancia. Y para ello recurriremos a cuatro referencias bibliográficas: la Crónica de Sancho IV, el capítulo LI del Libro IV de los Anales de Aragón de Zurita;  la obra de  Mercedes Gaibrois de Ballesteros, Historia del reinado de Sancho IV de Castilla (Madrid , 1922-1928, Tipografía de la “Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, en tres volúmenes), el ensayo de José María Escudero de la Peña, J.M. Privilegio miniado e historiado del rey don Sancho IV” ( M.E.A., tomo I, 1872, pp. 98 y ss), y por último de Fátima Pavón Casar, “La imagen de la realeza castellana bajomedieval en los documentos y manuscritos” (Tesis doctoral, Universidad Complutense de Madrid, 2008).

Razones de la estancia soriana de Sancho IV en febrero de 1285

Según Mercedes Gaibrois el itinerario de Sancho IV, desde Madrid (en donde se encontraba el 8 de enero de 1285) pasa por Guadalajara, monasterio de Santa María de Sopetrán, Atienza, Berlanga de Duero, Osma, San Esteban de Gormaz, Aranda de Duero, Calatañazor, Almazán y Soria, villa esta última donde permanece todo el mes, a excepción de los días en los que estuvo en Ciria (y en Borobia) para entrevistarse con Pedro III.

Transcribo: “El sábado 10 de febrero está el rey en Soria, permaneciendo allí todo el mes, excepto los días que pasó a Ciria para entrevistarse con Pedro III. En las conferencias celebradas entre los soberanos 9e Aragón y Castilla se acordó que Sancho prestase apoyo a Pedro III en la inminente guerra con Francia, siempre que el castellano no se viera precisado a acudir en defensa de Andalucía, pues si el aragonés estaba recibiendo noticias de que Felipe III se proponía invadir sus dominios, al rey Bravo le anunciaban que Abenjucef de Marruecos hacía grandes desembarcos en la Península. De Ciria va el castellano a Burgos (marzo 1285), donde convoca a los hijosdalgo para comunicarles las amenazas del infiel, prometiendo allí los pueblos ‘dos servicios’ y ofreciendo los caballeros acudir con el rey en socorro de Andalucía“.

A su vez, en la Crónica de Sancho IV, se lee:

Por su parte, el cronista Jerónimo Zurita y Castro, escribe:

“Júntase [Pedro III] en Tarazona el ejército contra Navarra. Después que el rey don Pedro cobró la ciudad de Albarracín, dejando fortificado y puesto el castillo en buena defensa con gente de guarnición, partió con su gente para la ciudad de Tarazona donde había de juntar su ejército para hacer la guerra por aquella parte contra Navarra. Y trató con el rey don Sancho que se acercase hacia la frontera con algunas compañías de gente de armas, según era obligado por la confederación que entre sí tenían. Guerra pregonada en Francia contra Aragón. Habíase ya pregonado en Francia la guerra contra estos reinos; y con muy poderoso ejército determinaba el rey Filippo de entrar por Cataluña, como en conquista que el papa había concedido a su hijo.

[vistas de Ciria y Borobia.] Y el rey de Castilla llegó a Soria; y de allí se vino a Ciria, a donde se vieron ambos reyes; y se partieron juntos para Borobia, a donde se tornaron a renovar y conformar sus amistades. Y ofreció el rey de Castilla que le ayudaría con su persona contra el rey de Francia si entrase por sus reinos; y que se hallaría en la batalla con él. Y con esta confianza deliberó el rey hacer tal ayuntamiento de gentes que pudiese salir en campo contra los franceses y darles la batalla”.

Fátima Pavón Casar resume así el contexto histórico: “La fecha del documento, 14 de febrero de 1285, así como el lugar de su expedición, Soria, son sintomáticas. Sancho IV está en tierras de Soria para entrevistarse con Pedro III de Aragón. Ambos tienen un enemigo común: Francia, y para el rey castellano es fundamental la alianza con el aragonés pues sus sobrinos, lo infantes de la Cerda están encerrados en el castillo de Játiva. Por lo tanto necesita de todos los resortes que pueda para afianzarse en el trono, y es importante todo aquello que contribuye a su legitimidad, bien sea el apoyo del rey aragonés bien el del arzobispo de Toledo”.

El Privilegio rodado miniado

Como era común en la Edad Media, el documento comienza con el Crismón y, en este caso, también con una letra capitular igualmente ornada.

Rastreando en Internet, leemos esta valoración: “Documento rodado de Sancho IV que, excepcionalmente en este tipo de manuscritos, posee una gran miniatura en la que vemos representada las cinco naves de la catedral de Toledo con un sepulcro en la central. Se trata del documento, firmado solemnemente por Sancho IV y diversos obispos castellanos, en el que el monarca se compromete a ser enterrado en dicha catedral. En la representación, en sección, del alzado del edificio con sus cinco naves, aparecen representados, en las extremas, el rey entronizado y el arzobispo de Toledo, pues son los principales pactantes”.

El texto completo, según el archivero José María Escudero de la Peña, J.M. (1872. “Privilegio miniado e historiado del rey don Sancho IV”), es el siguiente:

1 Comment

  1. Carmelo Lafuente

    13/05/2020 at 09:37

    La reina María de Molina estuvo en Soria en varias ocasiones en la época de Sancho IV, de su hijo Fernando IV y de su nieto Alfonso XI. En la iglesia de Osona una lauda sepulcral dice: “Aquí yace don Pero Pérez, capellán de la reina doña María. Finó 29 días de octubre era de 1344” (año 1306).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.